Elkarrizketa
Jokin APERRIBAY
Presidente de la Real Sociedad

«Económicamente han sido dos años difíciles, pero se ha generado ilusión y más abonados»

En la segunda parte de la entrevista concedida por Jokin Aperribay a NAIZ explica las cuestiones económicas y desvela que, además del patrocinio puntual en la camiseta para el partido del sábado contra el Mallorca, la Real va a cerrar un acuerdo con otro sponsor para las próximas tres temporadas.

Jokin Aperribay explica las decisiones económicas de su Consejo. (Maialen ANDRÉS/FOKU)
Jokin Aperribay explica las decisiones económicas de su Consejo. (Maialen ANDRÉS/FOKU)

El presidente de la Real Sociedad Jokin Aperribay señala que el club ha vivido «dos años muy difíciles económicamente». Los ingresos por jugar en Europa equivalen casi a los 30 millones que ha dejado de ingresar por la pandemia, aunque recuerda que las clasificaciones implican más gastos por las variables de los contratos. Así defiende haber recurrido a pedir a los abonados no devolver el 50% de los seis primeros meses del año a cambio del bono europeo y del Sanse. En función de cómo lo imputen los auditores el Consejo presentará en la Junta un beneficio o, previsiblemente, pérdidas por vez primera en su gestión.

Las dos clasificaciones europeas han permitido salvar dos ejercicios marcados por la pandemia. Cifró en treinta millones de euros lo que la Real dejó de ingresar por la pandemia y es lo que va a ingresar por jugar en Europa.

No podemos hacer esas cuentas de que la Europa League compensa lo que se deja de ingresar por la pandemia porque clasificarnos implica más gastos. Es una competición en la que los ingresos son variables y los contratos con los jugadores también tienen variables por entrar en Europa. Tenemos que ir a una gestión del fútbol en la que los variables de los contratos son importantes. El presupuesto de la Real es el más bajo entre los seis-nueve equipos que pueden entrar en Europa y hay que gestionarlo bien.

Han sido dos años muy difíciles económicamente, pero también se ha generado ilusión y tenemos más abonados. Es una pena que la afición no haya estado en el campo. Hemos intentado mantener la estructura para seguir siendo competitivos. Quizás hubiera sido más fácil reducirla y no incorporar jugadores, pero aunque suframos un poco entendimos que si dábamos dos pasos para atrás podría ser importante porque se nos podían ir jugadores. Han sido dos años  complicados, pero los jugadores y la afición han hecho que sean más fáciles por el título de Copa, por entrar en Europa. No sé si en estos dos años hemos estado por debajo del sexto puesto en algún momento.

¿Esta temporada cuánto se ingresa por llegar a octavos de la Europa League, por los dieciseisavos y por caer a la Conference League?

Entrar en Europa sin tener más recorrido implica ingresar entre nueve y doce millones porque depende de lo que aporten tus televisiones. Todavía nos están aportando información y depende de las victorias, de los empates, del recorrido que tengas. Puedes lograr bastante más o quedarte en 12-13 millones. Hay muchos variables.

También en la Liga y no solo por estar en Europa. En los ingresos de las televisiones se tienen en cuenta los resultados de los últimos cinco años, la asistencia al campo, las audiencias televisivas... Tener un equipo competitivo con gastos bien estructurados de forma variable en función del rendimiento es importante, aunque miramos más por la ilusión en el aficionado que por el rendimiento económico.

¿Los clubes vascos pidieron a LaLiga que recurriera ante los límites establecidos por el LABI que no tenían los demás?

Ha partido de LaLiga. Nosotros nos enteramos cuando ya había presentado el recurso y a todos los clubes nos pilló por sorpresa. Tenían la solicitud de algún club catalán para que por favor se recurriese y tomaron la decisión de hacerlo con todos.

Se han publicado estos días los límites salariales y la Real es el quinto de LaLiga con 127 millones de euros, por 120 de la temporada pasada. ¿Qué parte del limite salarial gasta su club?

No está en nuestra cabeza utilizarlo y podíamos tener incluso más limite salarial. Si gestionáramos el club con el límite salarial estaríamos muchísimo peor de lo que estamos. Intentamos gestionar con tranquilidad, nos basamos en el presupuesto. Los dos últimos años estamos muy contentos con los resultados y en el futuro va a seguir siendo igual, gestionando en función de la capacidad de la Real, sin fijarnos en el límite salarial porque así no habríamos tenido resultados positivos.

¿Cuándo y qué cuentas presentara el Consejo a los accionistas?

Estamos ahora cerrándolo, es posible que haya un déficit en el pasado ejercicio. La convocaremos a principios de diciembre en función de la competición y de la disponibilidad de los locales. Tenemos Europa, un puente y Copa, tres semanas con muchos partidos y será o bien al principio o al final del ciclo.

¿El 50% del abono de la pasada temporada que no se va a devolver por el bono europeo y el Sanse se va a imputar en el pasado ejercicio o en este?

Es la última discusión que estamos teniendo. Es posible que una parte se impute en el ejercicio futuro y otra en el pasado. De eso dependerá el resultado. Si todo se imputa en el presente habrá una pérdida y, si lo imputamos en el ejercicio pasado, se cerrará con un resultado positivo. No lo vamos a decidir nosotros, se seguirá el criterio de los auditores.

¿No se podía cuadrar el presupuesto sin cobrar un 25% por el Sanse con un 28% que no lo ha aceptado, 3.000 espectadores en el último partido de Anoeta, con un traslado a Ipurua...?

Primero quiero agradecer al Eibar por cedernos el campo y también vamos a cambiar el césped porque estamos jugando más partidos. Hemos intentado mantener el equilibrio deportivo porque el último año nos jugamos una Copa que hacía 34 años que no la ganábamos, contra el Athletic, un derbi del fútbol vasco, y pensamos que era muy importante. Al final se trata de cuadrar los números de una forma que sea buena para el presente y el futuro de la Real. Desde ese punto de vista era la mejor medida. El año pasado devolvimos el 70% del abono y éste planteamos las tres soluciones. O devolverlo o compensarlo con el bono europeo y con el Sanse.  No es la decisión más popular, pero sí pensamos que era la más correcta.

Tras el partido del sábado se va a volver a cambiar el césped de Anoeta. ¿Se va a encontrar una solución para no cambiarlo todos los años en plena temporada?

Llevamos tres años en los que empezamos en agosto con el césped muy bien y en unos meses ya no lo está. Este año es diferente porque la duración estaba limitada a un año. Lo sabíamos. A finales de julio y en agosto estaba muy bien y se decidió continuar y cambiarlo más tarde. Hemos aguantado menos de lo que se pensaba. Creíamos que llegaría a Navidades, pero estamos en octubre y lo vamos a cambiar. Se cumplía el año en noviembre y vamos a cambiarlo en el undécimo mes.

Cada vez somos más exigentes con el campo, cosa que es buena porque queremos que el césped esté rápido, con la hierba corta, muy tupido, porque nos interesa por nuestra idea de juego. Estamos estudiándolo para tener una solución porque lo cambiamos todos los años. Influyen muchos factores en que el césped esté peor. Hemos bajado dos metros el campo, no entra el aire ni le da el sol como antes. Y eso junto a la exigencia nos ha llevado a los cambios. Pero igual la solución está en cambiarlo cada año, que ya lo hacen muchos equipos.

¿Por qué tiene tantos problemas la Real para encontrar un sponsor solvente para su camiseta?

Los clubes tienen patrocinadores relacionados con las apuestas deportivas. Han sido los patrocinadores más estables de los últimos años y nosotros renunciamos a las apuestas. Por eso no hemos alcanzado una aportación estable estos tres años, pero creo que vamos a tener suerte para el futuro. Tenemos patrocinadores nuevos. En el partido del Mallorca saldremos con uno nuevo y tenemos relaciones con otro patrocinador que nos va a dar estabilidad para tres o cuatro años. Estamos contentos porque a medio y largo plazo habrá noticias. Este verano nos planteamos negociar con los patrocinadores de manera más larga, buscar más estabilidad, y fue una buena decisión.

¿Cómo está el acuerdo con el fondo de inversión CVC?

Lo gestiona LaLiga. Están trabajando. Tenemos que arreglar unos aspectos para dar el sí. A nosotros nos gustaría que se sumasen todos los clubes y que haya solidaridad. LaLiga tiene que invertir y hay muchos clubes que si no hay fondo de inversión no pueden invertir para seguir siendo competitivos como Liga. Es importante, cuanto más competitiva sea la Liga menos Superliga va a haber y más abierta va a ser la competición, con más clubes que puedan optar a ganar la Liga. La Real quiere que sea lo más competitiva y nos gustaría que se llegue a un acuerdo en el que entren todos.

¿Hasta qué punto los Consejos pueden tomar una decisión que condiciona los ingresos de las entidades durante 50 años?

Yo no lo veo así, porque no tomar decisiones también hipoteca el futuro. Con el campo de fútbol tomas una decisión que afecta a 40-50 años con una inversión de muchos millones. La Real tenía mucha caja e invierte en el campo de fútbol. Toma una decisión que afecta al futuro. Los Consejos toman decisiones que afectan al futuro y debemos intentar que sean acertadas.

Las ligas inglesa, alemana y francesa disminuyen los ingresos y si la española quiere mantenerse estructuralmente tenemos que mejorar en los campos, en la digitalización para que el fútbol sea más barato y más gente pueda ver partidos en los campos, en sus móviles, en sus ordenadores o en los bares. Esta decisión puede provocar que el fútbol sea más competitivo, más accesible, más cómodo para el aficionado. Tenemos que invertir y que sea a 40-50 años tiene cosas buenas porque el impacto económico no lo tienes que asumir de forma rápida y con el 10% de los ingresos a futuro todos vamos a tener la misma pérdida.

Para nosotros es bueno por ejemplo que podamos invertir y que tengamos Zubieta más fuerte, que el Z7 ofrezca un producto de televisión más competitivo para el equipo femenino, el Sanse o el C. Es una inversión que puede ser muy beneficiosa para la afición y tenemos que pensar en ello. En el campo nuevo hemos invertido un montón de dinero, pero antes los descuentos eran hasta los 21 años y ahora hasta los 30. Los niños hasta los siete años no pagan, de 7 a 14 el 30%, hasta los 21 el 50% y de 25 a 30 el 75%. Intentamos que paguen menos, con el nuevo campo no hemos vuelto a hacer un día del club. Antes hablábamos del 25% del Sanse, pero un medio del club supone eso.

Si conseguimos que los beneficiados de las inversiones sean los aficionados al fútbol, la decisión que tomemos va a ser muy buena. Si pactásemos cosas podíamos llevar el dinero a ingresos durante unos 3-5 años y no tener préstamos participativos en las cuentas. Se trata de que el fondo tiene que llevarse un porcentaje de los ingresos. Los dos únicos conceptos que debemos tener encima de la mesa es si la decisión es buena para la Liga y para los aficionados porque se abarata y consigues que más personas puedan acceder al fútbol. Nosotros pensamos que sí y por eso buscamos una solución consensuada y deberíamos acudir todos a eso.