Más de un mes después, el Athletic ambiciona volver a reencontrarse con la victoria

Desde que lo hiciese ante el Villarreal hace más de un mes, el Athletic no ha vuelto a ganar en Liga y es lo que ansía ante la visita de un necesitado Granada a San Mamés –viernes, 21.00, GolTV–

El Atheltic no quiere volver a repetir los mismos errores que cometió frente al Cádiz. (Monika DEL VALLE/FOKU)
El Atheltic no quiere volver a repetir los mismos errores que cometió frente al Cádiz. (Monika DEL VALLE/FOKU)

Cuatro jornadas ligueras consecutivas lleva el Athletic sin sumar un triunfo, una dinámica que espera frenar coincidiendo con la visita de un Granada que no termina de carburar en la presente temporada y que, de perder en el estadio bilbotarra, podría caer a puestos de descenso.

Un rival que podría considerarse asequible a tenor de sus resultados, de no ser porque a la escuadra rojiblanca no se le están dando últimamente nada bien los adversarios de la parte baja de la clasificación. Lo dejó patente en el propio San Mamés frente al Cádiz (0-1) y repitió historia contra el Levante a domicilio, aunque sumando un punto (0-0).

Dichos resultados, sumados a los empates ante Espanyol y Real, han hecho perder comba al Athletic respecto a la lucha por los puestos europeos, que ahora quedan a cuatro puntos. Todo un mes sin ganar ha pasado factura, no solo a nivel de resultados, sino también a la creencia de un estilo futbolístico que solo ha logrado cuatro victorias en catorce jornadas.

Los de Marcelino no pueden prolongar esta mala racha si no quieren verse abocados a navegar en tierra de nadie e incluso, a largo plazo, meterse en problemas clasificatorios, habida cuenta de lo complicado que resulta sumar un triunfo y lo igualada que está la categoría en el presente ejercicio.

Pese a que el entrenador asturiano dejase caer tras el empate en el Ciutat de Valencia que a futuro podía plantearse realizar rotaciones a la búsqueda de mejores resultados, lo cierto es que no se esperan grandes cambios en el once que recibirá a los nazaríes.

Sí parece probable que pueda haber alguno en ataque, como sería la entrada de Nico Williams por banda derecha en detrimento de un Álex Berenguer que no está pasando por su mejor momento o la de Oihan Sancet, que está compartiendo el puesto de segundo delantero con Raúl García.

Salvo sorpresa, el resto del bloque se mantendría, con Unai Simón en la portería, Lekue, Yeray, Iñigo Martínez y Balenziaga conformando la línea zaguera, Dani García y Vencedor ejerciendo desde la sala de máquinas, y Muniain e Iñaki Williams completando las posiciones de ataque.

La novedad de la convocatoria es la entrada de Unai Núñez, al parecer recuperado de una dolencia muscular, completada con Ezkieta, De Marcos, Capa, Petxarroman, Vesga, Zarraga, Berenguer, Raúl García, Morcillo y Serrano. Villalibre causa baja al recaer ante el Levante de una dolencia anterior, que se suma a las de Vivian, Yuri y Nolaskoain.

También el Granada se desplaza a Bilbo con un buen número de problemas para conformar su alineación. Robert Moreno, que deberá ver el partido desde la grada tras ser expulsado ante el Real Madrid, no puede contar con Monchu, que vio la roja en ese mismo encuentro.

Además, tiene lesionados a los centrales Víctor Díaz y Domingos, además de los centrocampistas Isma Ruiz y Luis Milla. Recupera, eso sí, a Ángel Montoro para acompañar en el doble pivote a Gonalons, dependiendo el esquema final granadino si opta por meter a un segundo delantero –Molina– u opta por mantener únicamente en punta a Luis Suárez.

Marcelino: «Somos los que más corremos y menos encajan»

Después de las críticas sufridas por el equipo tras la derrota ante Cádiz y el empate contra el Levante, el técnico rojiblanco, Marcelino García Toral, ha salido en defensa de los suyos. «Somos el equipo que mas corre de Primera y el que menos goles encaja. Los jugadores quieren y el Athletic algo hace bien», ha resaltado.

En este sentido, ha manejado un discurso muy diferente al de hace una semana, asegurando que ante el Granada «muchos cambios no va a haber» y sintiéndose «no muy lejos» de la famosa frase de Toschak que aseguraba que, tras una derrota, le daban ganas de cambiar a todo el equipo, pero a lo largo de la semana variaba de opinión, alineando «a los mismos once cabrones de siempre».

En todo caso, Marcelino ha pedido a sus delanteros «valentía, atrevimiento y decisión» para que busquen «con ahínco la portería rival», pues ha reconocido que no está «teniendo eficacia», algo que les genera «dudas». «Hemos perdido algún puntito en robo tras pérdida y lo que hay que hacer es crear, ir al área y finalizar», ha indicado.

Pese a ello, ha realizado una lectura «optimista» de lo que se lleva de campaña. «Hemos logrado muchos empates, pero pudimos haber ganado más porque el equipo es fiable y competitivo y su actitud es loable«, ha subrayado el de Villaviciosa.

Con el objetivo de regresar a la senda del triunfo ha pedido el apoyo del público «para que los jugadores se sientan arropados» ante un Granada que «es competitivo y díficil ganarle». «Lo que hagamos hasta el final de temporada va a depender de nuestros números en San Mamés», ha advertido.

En otro orden de cosas, San Mamés lucirá este viernes un mosaico morado con motivo del Día Internacional Contra la Violencia hacia las Mujeres, «una acción conjunta con la Diputación Foral de Bizkaia, confeccionada para todas las tribunas de La Catedral».

Así, se repartirán miles de cartulinas moradas por las diversas localidades de las gradas del campo para mostrarlas mientras suena el himno del Athletic y los jugadores de ambos equipos se incorporan al terreno de juego. De ese modo, la entidad de Ibaigane se suma a la denuncia de que «el machismo es violencia».