Amaia Ereñaga
Erredaktorea, kulturan espezializatua

Foster define su proyecto para el Bellas Artes como un museo «reciclado» y «reinventado»

El mejor ejercicio de sostenibilidad es «reciclar el edificio, en lugar de construir otro». Así ha defendido Norman Foster a Agravitas, su proyecto de ampliación para el Museo Bellas Artes de Bilbo, cuyas obras han tenido un inicio simbólico con el enterramiento de una cápsula del tiempo.

Norman Foster tira una paletada de tierra a la cápsula del tiempo.
Norman Foster tira una paletada de tierra a la cápsula del tiempo. (Oskar MATXIN | FOKU)