Ramón Sola

«La Roja» no condicionará los Sanfermines: pantalla gigante... en Yamaguchi

A requerimiento de la mayoría del Pleno, el Ayuntamiento de Iruñea pondrá una pantalla gigante para ver la final de la Eurocopa, pero no en el centro de la ciudad como pretendía una campaña político-mediática recordando el precedente de Barcina en 2010.

La pantalla gigante de Barcina en la Plaza del Castillo en 2010 generó altercados y rifirrafes, como plasmó esta foto.
La pantalla gigante de Barcina en la Plaza del Castillo en 2010 generó altercados y rifirrafes, como plasmó esta foto. (Jagoba Manterola | Foku)

El domingo, salvo giro de última hora, en Iruñea habrá una pantalla gigante para que quien quiera siga la final de la Eurocopa. Así lo había solicitado la mayoría del Pleno del Ayuntamiento y por tanto el requerimiento ha sido cumplido por la Junta de Gobierno. Pero se instalará en la zona de Yamaguchi, entre los barrios de Donibane y Ermitagaña, lejos por tanto del epicentro festivo sanferminero, a unos 2,5 kilómetros de Alde Zaharra.

En los últimos días se ha desatado en torno a este tema una sibilina campaña político-mediática que intentaba imponer al equipo de Joseba Asiron el precedente de 2010, cuando el Ayuntamiento entonces gobernado por UPN (Yolanda Barcina era alcaldesa) quiso convertir el centro de los Sanfermines en una explosión españolista, instalando la pantalla en plena Plaza del Castillo para seguir los últimos partidos del Mundial.

Aquella maniobra generó cierta tensión ciudadana, con algunos enfrentamientos entre partidarios de la selección española y quienes denunciaban el veto a Euskal Selekzioa.

Joseba Asiron ha apuntado este miércoles en entrevista a Radio Euskadi que él no es partidario de «mezclar setas con Rolex», en alusión a los partidismos futboleros y las fiestas. Más aún cuando en la Plaza del Castillo hay previstas actuaciones sanfermineras previas al Pobre de Mí, por lo que no resulta nada oportuno introducir ese elemento.

Finalmente se ha optado por Yamaguchi como ubicación para esta retransmisión. Con ello se ha quedado con la miel en los labios UPN y también el PP, que sugería «utilizar las infraestructuras ya instaladas para Sanfermines« y de paso «fomentar la unión y el espíritu deportivo entre los ciudadanos».