1973, 44 balazos

Recordar a Víctor Jara es coger fuerza para mañana, abrir la ventana, respirar queriendo vivir, y salir a trabajar.

2018/01/22

Así no más, de seguido, pasaron 44 años, y toca recordar; que no hace tanto, y hoy, con salud, seguiría vivo.

A Víctor Jara lo acribillaron a balazos, era septiembre de 1973, 44 balas atravesaron su cuerpo, no pasó lo peor al recibir los disparos, los verdugos del fascismo chileno lo agarraron y torturaron como sádicos días previos, para después empuñar el arma como quien fuma el cigarro de después, y disparar.

Recordar a Víctor Jara es coger fuerza para mañana, abrir la ventana, respirar queriendo vivir, y salir a trabajar.

Víctor no cantaba por cantar, lo decía él, «yo no canto por cantar ni por tener buena voz... canto porque la guitarra tiene sentido y razón».

Ayer leía en el "Diario de Noticias", «Amaia, una finalista de 10» interpretará el tema de Víctor Jara "Te recuerdo Amanda" tras lograr la mayor puntuación del jurado.

No te he escuchado Amaia, de veras, ni una sola vez, tampoco he entrado a YouTube para buscarte, me he resistido, como si fueras nuestro amado Gayarre cantando la Favorita de Donizetti y tu voz no estuviera grabada.

No sé si la elección del tema es tuya o del concurso, pero canta bien fuerte, que todo el mundo se entere que la voz de Víctor, en la tuya, vive!

La intuición y el deseo de escucharte me dice que lo harás muy bien, cantar a Amanda y Manuel, y desde un escenario con audiencia insuperable, es una excepcional oportunidad para que defiendas la música de autor, tan desconocida a veces, y sometida al virus que aún pulula «des pa cito».

Y como tantos, estaré el próximo lunes en primera fila de esa pantalla que tan poco da, y de cuando en vez, regalo algo.

Víctor Jara dejó mucho para hoy, eterno, «... la vida es eterna en cinco minutos...» dice esta canción que está ahora en tus manos, así que Amaia, mucha calma y carácter te deseo, como el que tuvo él, y para que no dudes, y siendo siempre tu misma, te dejo estas palabras de Jara:

«Mi canto es una cadena sin comienzo ni final y en cada eslabón se encuentra el canto de los demás».

Un abrazo y mucha fuerza para ti, Amaia.

Artikuluak
Iñaki Egaña
2019/11/16
Iñaki Idigoras Igartua
2019/11/16
Víctor Moreno
2019/11/15
Gutunak
Maria Olga Santisteban Otegui
2019/11/15
Enrique Vivanco Fontquerni
2019/11/15
Pedro Mari Usandizaga Añorga
2019/11/14
Azken post-ak
Dabid Lazkano
2019/11/16
Martin Garitano
2019/11/15
Martin Garitano
2019/11/13