Colectivo «Kutxabank Publikoa»
Kutxabank ¿público o privado?

El autor considera necesario, y posible, revertir el proceso de privatización emprendido en Kutxabank. En su opinión, aún es posible,  si PNV, PP y PSE manifiestan voluntad para ello, dar marcha atrás en los pasos que se han dado hasta ahora, bien en el sentido de la propuesta hecha por la Diputación guipuzcoana –transferencia gratuita de acciones a ayuntamientos y diputaciones de la CAV–, bien a través de otras alternativas. Pero para que ello sea posible es imprescindible, asegura, que se active una presión popular suficiente para forzar a las formaciones políticas a cambiar el rumbo emprendido.

2014/11/17

El proceso de privatización de Kutxabank va quemando etapas El pasado 24 de octubre finalizó el proceso de transformación de las Cajas en fundaciones bancarias. Por tanto, el futuro de Kutxabank y de las fundaciones bancarias vascas queda en manos de 45 personas y, con la excepción de nueve (que representan a las Diputaciones), poseen la capacidad de tomar decisiones sin control, ni de instituciones públicas, ni de impositores ni de representes sindicales, como era hasta la constitución de fundaciones bancarias.

No es casualidad que el pasado 29 de octubre, en un borrador de circular del Banco de España con un plazo de enmiendas hasta el 18 de noviembre, se señalara que las fundaciones bancarias con más del 50% en la entidad de crédito Kutxabank deben presentar un protocolo de gestión, un plan financiero reforzado con un plan de diversificación y de gestión de riesgos, junto con la creación de un fondo de reserva. En dicho borrador se señala que el plan financiero inicial ha de realizarse en el plazo de tres meses y que el volumen objetivo del fondo de reserva deberá alcanzarse en el plazo máximo de cinco años.

Parece que desde el Banco de España se considera que las tres fundaciones bancarias actúan de forma concertada en Kutxabank, con lo cual el volumen global del fondo de reserva se calculará de forma global. Por parte de los responsables de Kutxabank se estima en 700 millones de euros la cantidad a dedicar al fondo de reserva.

En esa dinámica privatizadora que empuja a vender, al menos, el 50% de las acciones, se dibuja, paso a paso, la conversión en una entidad financiera «normal».

¿Es irreversible el proceso? No. Depende de la voluntad política, todavía, de los partidos PNV, PSE y PP, así como de la presión social.


Por una parte, la propuesta planteada por la Diputación guipuzcoana en septiembre, y extendiéndola a todo Kutxabank, consiste, en síntesis, en la transferencia gratuita de un porcentaje alto de las acciones a ayuntamientos y diputaciones de Bizkaia, Gipuzkoa y Araba, de modo que dichas instituciones públicas sean accionistas de Kutxabank y convirtiéndose las fundaciones bancarias o bien en fundaciones  ordinarias o bien revisando los porcentajes del peso relativo de los patronos en función de las instituciones públicas. Hasta ahora los partidos citados no aceptan dicho planteamiento y posibles variantes del mismo.

A señalar que la consultora Price Waterhouse, en su momento, manifestó que dicha vía era lícita, aunque se precisaba resolver algunos aspectos de carácter menor.

Ante la dinámica privatizadora, ¿qué se puede hacer? Es evidente que el calendario marcado por el Banco de España es inadmisible, y señalamos algunas consideraciones que abren puertas para mantener el carácter público, social y democrático de Kutxabank.

Para ello es imperativa la exigencia de no vender acciones a inversores privados, evitar la salida a Bolsa y realizar la reversión de todo el proceso. Asimismo, es necesario paralizar el  proceso de desinversión, retrasando su elaboración y presentación al Banco de España; este es el punto clave, ya que si existe un proceso de desinversión, este sería el pistoletazo de salida para la venta de acciones.


Por tanto, si hay voluntad política por parte de los partidos citados, y en especial el PNV y también, por su repercusión política, si el mismo lehendakari, Sr. Urkullu –que ha manifestado recientemente desde México que no se van a vender acciones– se implica en una dinámica publificadora de Kutxabank, es posible darle la vuelta al proceso.

Si no existe ningún movimiento en este sentido, está claro que se refuerza la extendida idea de que ya existía, de antemano, una estrategia privatizadora de la entidad mencionada y que el Banco de España aparece como el «malo» de la película.

Creemos que estamos en un momento muy importante del proceso y va a ser necesaria mucha presión social (que se manifieste de diversas formas: firmas, manifestaciones, movimientos de cuentas, etc.) para cambiar el sentido de la dinámica actual.

El incumplimiento del plan de desinversión conlleva la exigencia de la dotación de un fondo de reservas de 700 millones de euros. Aunque no estamos de acuerdo en dicha exigencia, pensamos que se puede solventar de la siguiente manera:

–Por una parte, hay que aportar 700 millones de euros en cinco años. A nuestro entender, al ser estas aportaciones al menos lineales o descendentes, se debería dotar al menos, anualmente, de 140 millones de euros, y para mantener la Obra Social actual, 27,9 millones de euros, haciendo un total de 167,9 millones de euros.

–Por otra parte, Kutxabank, que tiene un activo a comienzos de 2014 superior a los 61.000 millones de euros y unos depósitos (ahorros) superiores a 44.000 millones de euros, ha obtenido en el primer semestre de 2014 unos resultados de 75,9 millones de euros, con lo que es previsible que obtenga un beneficio anual de 151,8 millones de euros. La cantidad que es preciso para cubrir con la partida anual del fondo de reservas exigido es de 13 millones de euros, que se pueden obtener de la partida asignada a dividendos.


De aquí la importancia de frenar la elaboración y presentación de un plan de desinversiones que exige  el banco de España, y abrir vías para el proceso de reversión necesario para avanzar en la dinámica de publificación .

Para debatir sobre la encrucijada de Kutxabank en este momento, mañana, martes 18 de noviembre, a partir de las 19:00 horas, en Bilbo, en la Facultad de Sarriko (Salón de Grados) tendrá lugar un debate, “Kutxabank, ¿público o privado?”, con la participación de Adrián Zelaia, responsable de Ekai-Center, y yo mismo, como profesor de economía. Además, están invitados representantes de PNV, PSE y PP.

Artikuluak
Aniceto Morales Horrillo
2018/11/19
Ixone Rekalde eta Xavi Minguez
2018/11/19
José Luis Úriz Iglesias
2018/11/19
Gutunak
Martxelo Alvarez
2018/11/17
Joseba Ortega Jungitu | Bilbo
2018/11/16
Ione San Ildefonso, Joseba Alvarez eta Maialen Begiristain | Eleak-Libre mugimendua
2018/11/16
Pedro Mari Usandizaga Añorga | Ondarroa
2018/11/16
Azken post-ak
Koldo Campos
2018/11/18
Jonathan Martínez
2018/11/16
Martin Garitano
2018/11/14