Miembro de Gaurgeroa-Arabako Pentsionistak Lanean
La gestion de la ciudad actual exige grandes alcaldesas y alcaldes

Miren Larrion, el año 2015, ante aquella «crisis social» mostró responsabilidad y capacidad política. Mostró una gran prudencia, ánimo, temple perseverancia. Mostró que tiene «mano izquierda» para el diálogo y la negociación, consiguiendo acuerdos, que culminaron muy positivamente para el futuro social de Gasteiz.

2019/05/24

Gorka Urtaran fue elegido alcalde en 2015, no porque fuera la mejor opción, ni por ser el más votado, sino porque los movimientos sociales de Gasteiz exigieron castigar la actitud de Javier Maroto, que aún siendo el más votado en aquellas elecciones, su actuación con el tema migratorio fue totalmente censurable y amonestable. El movimiento ciudadano gasteiztarra no dudó ni un minuto,y se movió para negarle al Sr. Maroto la alcaldía.

Hubo mucho movimiento en la calle, y también en las instancias políticas. Quedó visible la posición mezquina del PSOE, retirándose a última hora del clamor popular para nombran alcalde a «cualquier otro antes que al Sr. Maroto» y demostrando con ello que quien decide en los concejales vascos del PSOE es Madrid. Le tocaba el turno a Miren Larrion, pero la situación no era la más propicia. Larrion, dando un gran ejemplo y con un gran gesto de humildad, dejó paso a Gorka Urtaran. Así, todos a una (sin el PSOE): EH Bildu, PNV, Elkarrekin-Podemos e Irabazi-Ganemos permitieron materializar, lo que en aquel momento era una cuestión muy importante: castigar actitudes que buscan votos tratando de romper la convivencia suscitando un enfrentamiento social. Pues claro, la ciudad actual exige una gestión firme, moderna e inteligente. Larrion tiene mimbres para todo esto y además se presenta con programa y proyectos.

Este triunfo social premió al candidato del PNV, pero Urtaran no ha sabido aprovechar la legislatura para desarrollar aquel espíritu expresado por la sociedad y devolver el gran gesto que realizó Gasteiz: consenso, convivencia, cohesión social y cooperación, que tan acertadamente expresó el movimiento «Gora Gasteiz». El actual alcalde, ha desaprovechado una gran oportunidad, durante estos 4 años, para desarrollar esa línea, pero ha preferido ir con los que no ayudaron nada a evitar una alcaldía indigna para Vitoria-Gasteiz: PP y PSOE.

Miren Larrion, el año 2015, ante aquella «crisis social» mostró responsabilidad y capacidad política. Mostró una gran prudencia, ánimo, temple perseverancia. Mostró que tiene «mano izquierda» para el diálogo y la negociación, consiguiendo acuerdos, que culminaron muy positivamente para el futuro social de Gasteiz. No olvidaremos un gesto tan generoso. Durante toda esta legislatura municipal, esta mujer nos ha mostrado su entusiasmo, conocimiento y preparación para gobernar nuestra ciudad; hemos visto su gran preparación, vitalidad y liderazgo que serán necesarios para gestionar la difícil realidad social que auguran los nuevos tiempos que se avecinan; su vocación por la cuestión social es palpable, tiene ideales sociales que hay tanta falta hacen, no sólo en la esfera política sino en la propia sociedad.

Tenemos una ocasión de oro para volver a tener en Vitoria-Gasteiz una alcaldesa de categoría. Miren Larrion es la única candidata que se presenta con capacidad y equipo para gestionar Vitoria-Gasteiz. Tenemos una ocasión única para nombrar alcaldesa de Vitoria Gasteiz a Miren Larrion.

Artikuluak
Félix Placer Ugarte
2019/12/13
Juan Mari Feliu Dord
2019/12/13
Javier Albizu Sanz y tres personas más *
2019/12/13
Iulen Lizaso Aldalur
2019/12/13
Gutunak
Juan José Dapousa Garma - Bilbo
2019/12/13
Iñaki Revuelta Lertxundi - Cantante
2019/12/13
Blanca Rodríguez Ruiz
2019/12/13
Enric Vivanco Fontquerni - Barcelona
2019/12/13