La Mano de Dios

Una sanidad totalitaria que consume una grandísimas parte de los impuestos de todos y que alimenta una gigantesca maquinaria de corrupción y dolor

2019/10/21

Control, Manipulación, Mercados, Guerra, junto al quinto y único capaz de aunar a esos cuatro dedos: Medios de Comunicación, conforman la mano destructora para esta mitad del siglo XXI. Causa finalista de la entropía capitalista de consecuencias imprevisibles. El estandarte: Cinco Jinetes.
 
La prensa gorda, dedo pulgar; único capaz de amalgamar al resto de esa mano negra. Único que puede guarecerse dentro del poder de arrastre hacia la destrucción que ostentan los otros cuatro jinetes ejecutores de este orden mundial. Único que, en acción de inversión moral e intelectual, atiende solícito a «maquillar» los hechos de quienes guiados por sus mentes belicosas, sentencian a pulgar caído, señalando el «fango» donde pisan quienes desde la impunidad mas infame ejecutan a la manera de gobiernos criminales.

En labores de «blanqueo» político a través de la propaganda mediática, opera  a favor de poderes públicos y organismos internacionales desvirtuados como la ONU, OMS, Cruz Roja Internacional, FMI, OMC, etc. que hoy mas que nunca, ofrecen amplias coberturas intelectuales al cientifismo supremacista promovido y/o alineado con esas elites del gobierno mundial. Moralmente avalados por el dogmatismo religioso, ignoran el reguero de víctimas incruentas que van dejando (sin el ruido de las bombas) en sus experimentos, desde el campo de la bioquímica, aplicada en vacunas, medicamentos y manipulación del clima, hasta el control del agua… como acciones de guerra para el siglo presente.

Que diferente esa Mano tendida cual Árbol de la Vida colmado de bienes, que al hacer caer sus frutos, no repara ni en el color de la piel, clase social, belleza, fealdad, ropaje, origen… del caminante. Que aplica lo justo por encima de lo bueno y el respeto por encima del «amor», llamando a compartir lo que en cada amanecer, pone sobre el manto de la atmósfera respirable, en acción noble de una Mano curtida y asistida por sus Cinco Elementos… los dedos de Dios.

De causas discutidas entre el público y ocultadas por los actores, pero con efectos evidentes para ambos, fue cuando se puso en cartelera el título: “El primer país que controlara el clima dominaría el mundo” (Eisenhower 1.954).

Así, quien ostente la tecnología para manipular el clima tiene hoy el poder mundial a través de un arma geofísica, capaz de provocar largas agonías por inanición a comunidades enteras, pueblos, regiones y países señalados por ellos dentro del «Eje del Mal».  Pero, el control y manipulación del ADN, ARN, y la mente de los seres humanos, ¿no se les está yendo de esa mano homicida por la estadística ocultada de suicidios inducidos por esas prácticas?

«En España es la primera causa de mortandad no natural desde hace mucho tiempo…  pero los enfoques que la prensa sistémica hace del suicidio son siempre un completo dislate, muy propios de sociedades que ponen tronos a las causas y cadalsos a las consecuencias». Juan Manuel de Prada.

Entre los profesionales, la clase médica encabeza la estadística. Mujeres y madres médicas, por su sensibilidad y oposición de conciencia a cumplir obligados protocolos para recetar medicamentos y aplicación de ciertas vacunas, aún sin ser conocedoras del contenido de sus componentes, aunque si de sus efectos secundarios como el autismo, aunque no los relacionen entre sí… e inhabiliten de ejercer a quien denuncia. https://www.youtube.com/watch?v=Wet6ZJmZn7g

«Ahora grupos de personas se oponen a la vacunación por razones peregrinas, irracionales y falsas. Este desprecio irresponsable por la salud de la ciudadanía merece una respuesta institucional contundente en forma de sanciones de índole económica, social y, tal vez, penal.»  (En Diario Vasco del 13/10/2.019).

Este tocar a rebato por el tema de las vacunas o por las pseudoterapias de los «charlatanes» de la Medicina Integrativa, tiene su reflejo en dos precedentes sobre transparencia institucional, que confirman que la ministra de Sanidad Maria Luisa Carcedo nos quiere «enfermar», al hacer lo contrario de lo que dice : «La información siempre cura. De todo».
 
Al amparo de la Ley 19/2013, de transparencia, el 15 de abril se solicitó al Ministerio de Sanidad, información sobre las vacunas: «Estudios de seguridad de cada uno de los principios activos y aditivos, en uso independiente de las vacunas» e información sobre «Grupos organizados antivacunas»… entre otras.

Ante la falta de respuesta, el abogado y presidente de ACUS D. Luis de Miguel Ortega presentó reclamación ante el Consejo de Transparencia y Buen Gobierno que asumiendo todos los puntos, remitió el expediente al Ministerio de Sanidad. El 23 de julio responde el Ministerio sin aportar información solicitada y termina resolviendo el CTGB reconociendo el derecho a obtenerla. Lo mas seguro es que el Ministerio se oponga a entregar la documentación.

Al contestar que no existen grupos antivacunas, añadir que desde hace 32 años existe en España la Liga para la Libertad de Vacunación; no cuestionan su eficacia, si su composición y aditivos que se nombraban en la Resolución 473. Vacunas sí, pero seguras y «no a la vacunación sistemática e indiscriminada al no estar basada en criterios científicos ni en un principio de lealtad con el paciente, ni de responsabilidad por parte del médico».

Opacidad en farmacovigilancia y desinformación del personal clínico-ambulatorio sobre el contenido de las vacunas, por parte de un ministerio que en 2019 va a gastar 100.000 euros en publicidad sobre las mismas y se van a dar cientos de afectados graves por sus efectos secundarios. Así, Gurutz Linazasoro neurólogo de la Policlinica de Gipuzkoa, en su artículo del DV… ¿quien merece una respuesta contundente?

El gran negocio de las vacunas en el mundo, y persecución hasta con amenazas de muerte como al doctor Munyangi, por aportar soluciones económicamente asequibles para los gobiernos africanos y sin efectos secundarios (artemisina). El Sr. Pamies y la asociación Dulce Revolución de las Plantas Medicinales, (asediado por la Fiscalía española y estamentos médicos; denigrado por la televisión y prensa alineados con esos poderes), con el dióxido de cloro (MMS). Ambos clínicamente eficaces (100%) contra la malaria (paludismo) como quedó demostrado en la experiencia piloto a doble test en Uganda en 2012, y que aún hoy a pesar de los miles de niños que mueren anualmente en África por este mal (700-800 al día) la Cruz Roja Internacional y OMS, siguen negando y ocultando esta información, despreciando la solución, para en su lugar promover una vacuna (Mosquirix) que tras 30 años de investigación reconocen que tiene una eficiencia teórica del 40%.   https://www.youtube.com/watch?v=iV2-2of8PFA

Otro gran negocio: productos para combatir el tabaquismo en España. Siendo su eficacia inversa al precio, ¿por qué el ministerio de Sanidad subvenciona el medicamento para fumadores Champix, cuando quienes desean dejarlo o fumar mas sano, tiene el cigarrillo electrónico y el vapeo como alternativa con mucho menores efectos en la salud que el tabaco y sus aditivos y adictivos?

También desde ACUS su presidente pone el dedo en la llaga del ministerio mas anhelado (junto al de Energía) por el mayor futuro de empleo postcargo público:  “Iniciábamos septiembre con la noticia de que el cigarrillo electrónico era malo y peligroso. La noticia se repitió en todos los medios mainstream, dejando claro que vapear es muy malo y mata. La noticia incurre en lo de siempre: miedo, y repeticiones ad-nauseam. Nada nuevo en la maquinaria de propaganda estatal.

La campaña ha sido y es muy beligerante. Lo que nos sorprendía poco después es que una ONG alemana era quien estaba coordinando dicho ataque contra el vapeo. Gracias a una ley de transparencia, se había descubierto que esta ONG había recibido de Pfizer 800.000€ para invertir en esta campaña. No es la primera vez que una industria paga a asociaciones o profesionales para coordinar una campaña de marketing a favor o en contra de algo.

Para la industria todo vale mientras los ministros miran para otro lado. En estos casos nadie se acuerda de los derechos de los consumidores, de la publicidad engañosa o de la competencia desleal.

Lo más curioso es que Pfizer paga la campaña porque tiene un gran negocio en la producción y venta de nicotina «terapéutica» o «médica». El cigarrillo electrónico es un aliado en la terapia para dejar de fumar, y los cartuchos de parafina que se usan con el vapeo, pueden tener nicotina, pero en cualquier caso es un negocio que se escapa de las manos a Pfizer. Pfizer está fuera de este negocio y parece que le hace daño en las ventas de parches, chicles y comprimidos de nicotina para dejar de fumar e incluso otros tratamientos.

El Ministerio financiará a través de receta, el tratamiento necesario para dejar de fumar. El tratamiento se llama Champix y también se ha vuelto viral en los medios como si de un milagro contra el apocalípsis se tratase. Champix es el nombre comercial de la vareniclina, un medicamento que en los estudios postcomercialización ha dado noticias de síntomas neuropsiquiátricos graves como agitación, depresión, cambios de comportamiento, convulsiones, pensamientos suicidas, pérdida de contacto con la realidad, es decir psicosis…

El precio entre 115 a 182€ pagaremos entre todos porque según la Ministra, esta es la mejor alternativa que hay… Al final de esta escena, encontramos el desenlace de la historia. ¿quién es la empresa afortunada de esta decisión ministerial basada en la pseudo evidencia científica y económica?…

No se lo van a creer, pero el propietario, fabricante y distribuidor de Champix es Pfizer. En el futuro, veo a la Ministra en un puesto importante fuera de la política. Tampoco olvidemos esos 600 millones de euros al año destinados por la industria para premiar la complacencia de médicos y políticos. Una sanidad totalitaria que consume una grandísimas parte de los impuestos de todos y que alimenta una gigantesca maquinaria de corrupción y dolor.

Puño cerrado y pulgar altivo, estandarte de esa mano nuclear represiva de los anhelos nacionales en sus cuatro «dedos» periféricos. Democracia fallida y modelo institucional deconstructor de valores y ánimos de este bello país y sus gentes. País convertido en una infame nación cavernaria, con los poderes económico, judicial y mediático en erección, y un nacionalismo supremacista dado a la grosería política, para honra de un dictador que enlazó el eslabón perdido de la dinastía monárquica, y así perpetuar la sentencia del Canciller de hierro Otto von Bismark: «España es el país más fuerte del mundo, lleva siglos tratando destruirse a sí mismo... y todavía no lo ha conseguido».

Artikuluak
Antonio Alvarez-Solís
2019/12/16
Bitor Abarzuza Fontellas
2019/12/16
Jokin Revilla González y Usua Zuluaga Martin
2019/12/16
Víctor Manuel Egia Astibia
2019/12/16
Gutunak
Joseba Ortega Jungitu - Bilbo
2019/12/16
Manu Ballesteros
2019/12/16
Juan José Dapousa Garma - Bilbo
2019/12/13