Abogado de la Plataforma Stop Desahucios Gipuzkoa y del grupo de Afectados por el IRPH Gipuzkoa
...Y encima los criminales se sienten acosados

El IRPH Cajas es, o, mejor dicho, era un tipo de interés hipotecario que se establecía calculando la media de los intereses aplicados mensualmente por el conjunto de Cajas de Ahorro a sus clientes para los préstamos hipotecarios a más de tres años, destinados a la adquisición de vivienda libre un determinado mes.

2013/11/08

De esta manera, las Cajas de Ahorro, con su comportamiento, modificando caprichosamente sus diferenciales, manipulaban a su antojo esta media que no solo aplicaban a sus nuevos clientes sino también a los miles de clientes que desde hacía años tenían referido su tipo de interés al citado índice. De ahí que, mes a mes, los clientes observaban que en tanto el euribor descendía a mínimos históricos, el IRPH Cajas se venía incrementado al margen de las evoluciones del citado euribor.

Este comportamiento no pasó desapercibido para la UE, de manera que allá por los inicios del año 2009 instó al Estado español a eliminar los tipos de interés susceptibles de manipulación por las propias entidades, entre ellos el denostado IRPH Cajas.

Desde entonces, y a través de sucesivos retrasos, periodos transitorios, prórrogas, y demás artimañas se ha prolongado la existencia del citado índice para satisfacción de las entidades financieras, especialmente Kutxabank - (por cuanto ésta entidad tenía pactada la sustitución del IRPH Cajas por euribor más uno en el momento de su desaparición) -, y para desesperación de las familias, que todavía, casi cinco años después, se vienen obligadas a pagar una media de entre 300 y 400 euros mensuales suplementarios gracias a la avaricia de la entidad y la complicidad de PSOE, PP y PNV, dado que si estos partidos hubieran querido, y teniendo en cuenta su peso en el Consejo de Kutxabank, el IRPH Cajas hubiera desaparecido hace tiempo.

Por fin, el pasado 28 de septiembre se publicó en el BOE la disposición por la que se establecía que la desaparición completa del IRPH Cajas se produciría el pasado 1 de noviembre, añadiendo que la sustitución por un índice alternativo, en el que caso de que así se hubiera pactado, tendría lugar en la siguiente revisión, –(lo cual significa una intromisión del poder político en las condiciones de un pacto privado en el que se recoge que la sustitución tendrá lugar cuando desaparezca el índice eliminado)–, favoreciendo, una vez más, a la entidad financiera y en perjuicio de las familias.

Y para más vergüenza y falta de todo tipo de ética y moral, todavía los gestores de las sucursales de Kutxabank están llamando a sus clientes para ofrecerles la sustitución de ese IRPH Cajas que tiene los días contados, y una sustitución pactada por euribor más uno, por un interés fijo de 3,90% hasta el final del préstamo. Y les cuentan que esto es un chollo porque en poco tiempo el euribor subirá y tener un 3,90% fijo será un regalo. Y casualmente, mientras estos gestores siguen engañando y estafando a sus clientes diciéndoles que el 3,90% de interés fijo es un regalazo, se anuncia una próxima bajada del euribor para situarlo en torno al 0,25%, mínimo histórico, y parece ser que por mucho tiempo.

Todas estas conductas no pueden calificarse de otra manera que de criminales, estafadoras e inmorales, y quien colabora, consiente y alecciona estas conductas es igualmente criminal, inmoral y estafador, así que señores junteros del PP, PSOE y PNV, no se rasguen las vestiduras porque un pequeño grupo de afectados les recrimine su comportamiento criminal porque si se paran a pensar coincidirán conmigo en que esto es lo menos que pueden hacer, el único consuelo democrático que les queda, lo menos que ustedes merecen.

Y todavía ustedes, responsables de todo este sufrimiento, nos vienen con que se sienten acosados por la víctimas. Ver para creer. Tienen ustedes suerte de que nos encontramos en un país adormecido, aletargado, donde la resignación ha anulado nuestra autoestima porque de lo contrario iban a enterarse ustedes de lo que es vivir acosado.