Abusos de las entidades bancarias
Juan José Dapousa Garma | Bilbo
2020/08/05

El estado de alarma que se decretó el 14 de marzo de 2020, finalizo el 21 de junio de 2020, hace más de un mes, no obstante, Kutxabank continúa maltratando a sus clientes, dado que mantiene el cierre masivo de sucursales y las pocas que están abiertas únicamente tienen un empleado en caja, obligando a sus clientes a soportar esperas de una hora o más, de pie en la calle, exponiéndose al contagio del coronavirus. Kutxabank no puede argumentar la normativa y protocolos frente al covid-19. La sucursal de Kutxabank en Zabalburu no puede alegar restricciones de aforo porque, como la mayoría, es una sucursal suficientemente amplia para mantener el distanciamiento social, y tampoco puede alegar escasez de personal y que solo puede haber dos clientes por trabajador, porque Kutxabank ha ganado 137 millones de euros en el primer semestre de 2020 y puede perfectamente poner tres o cuatro empleados en caja. Debería reabrir más sucursales y volver al horario normal (como otros trabajadores de atención al público) incluso podría abrir las tardes y los sábados (como cuando era caja de ahorros). El ultimo abuso de poder es que en julio han colocado un enésimo papel en la puerta que dice, «Aviso: los pagos a terceros, transferencias y pagos de recibos solo se pueden realizar con cargo en cuenta (no en metálico)». Considero que impedir a sus clientes que paguen en metálico sus recibos es ilegal, lo considero un abuso de poder, y considero que el trato que están dando a sus clientes es una auténtica vergüenza.

Artikuluak
Koldo Aldaz, Juan Mari Feliu, Gurutze Azkona, José Luis Lizarraga y Mikel Goldarazena
2020/09/26
Iñaki Urdanibia
2020/09/26
Mar Esquembre
2020/09/25
Gutunak
Brenda Cusipuma Cayo
2020/09/25
Asier Fernández Sobera
2020/09/25
Nathalie Pelage Guedon
2020/09/25
Enric Vivanco Fontquerni | Barcelona
2020/09/25