Evo Morales: Golpe de Estado en Bolivia
Javier Orcajada del Castillo
2019/11/20

El imperialismo no puede dominar su instinto por el poder para doblegar a los pueblos que desean ser libres. No aprende de los reiterados fracasos que les provocan en su defensa. Su agresividad va en los genes del sistema. Corea, Iran, Afganistán, Syria, Cuba. Cada fracaso les aplaca un tiempo, pero siempre con nuevos planes de invasión en cartera.

Ahora intentan derribar a Maduro, pero por ahora parece que los golpistas han fracasado. Colombia ya está ya domada. El heroísmo de los ecuatorianos les ha hecho fracasar. Realmente el imperialismo peca de prepotencia, pero son torpes, pues en Chile no aprendieron cuando derrocaron a Allende e impusieron a Pinochet. Ahora el pueblo se ha impuesto a Piñera. En Argentina Macri es un fracasado y vuelve el peronismo. Sin embargo, en Brasil el sistema ha hecho presidente al fanático Bolsonaro, pero la liberación de Lula ha despertado de nuevo a la ciudadanía y vuelve a recuperar su afecto. Cuba: como siempre, firme y dando testimonio de solidaridad a pesar de las presiones de USA y la UE.

Pero en Bolivia las fuerzas contrarrevolucionarias apoyadas por los gringos han dado un golpe de Estado contra el presidente constitucional Evo Morales, quien se ha exiliado a México para evitar la guerra civil. Su trayectoria política ha sido ejemplar, pues ha logrado elevar el nivel de vida popular con medidas valientes como nacionalizar sus inmensos recursos naturales en beneficio especialmente de los indígenas que han sido los eternos sacrificados para favorecer a las oligarquías que han provocado múltiples golpes de Estado militares y civiles apoyados por USA.

Los golpistas son la oligarquía apoyada por los militares una vez más que han creando una ficción de Estado para dar imagen de legitimidad en el concierto internacional. ¿Y España reconoce su legitimidad?