Memoria sin prisa
Luis Miguel Barcenilla Román
2020/09/17

El Consejo de Ministros ha aprobado el anteproyecto de ley de Memoria Democrática. Pedirá los informes preceptivos que preceden a la aprobación del proyecto de ley, que irá a parar a las Cortes. Con mucha tranquilidad. En el Congreso se debatirá y se enmendará si así se requiere. No hay prisa. El Senado tendrá hasta dos meses para estudiarlo. Con calma. Felipe VI lo sancionará y promulgará, cuando tenga un hueco, claro, para echar una firma. Finalmente, aparecerá en el BOE. Como si no fuéramos el segundo país del mundo −después de Camboya− con más desapariciones forzosas: 114.226 según Naciones Unidas. Como si las cunetas cerradas no siguiesen significando heridas abiertas. Como si hubiéramos encontrado, por fin, a mi bisabuelo.