Mujika Eskola digna
Miren Expósito Llaguno
2018/05/28

Como ama me veo en la obligación de luchar por una escuela pública digna para mi hija y los demás niños. Hace dos años matriculé a mi hija de un año y medio entonces en Mujika Eskola, situado en el Casco Viejo de Bilbao, es una escuela histórica, recientemente ha hecho 100 años, su estructura arquitectónica siempre me ha gustado, es una escuela que ha subido la matriculación en los últimos años al pasarse al modelo D, y eso me gustaba la verdad. Profesorado joven con ganas de trabajar y cambiar las cosas, que más se puede pedir, ¿no?

Mi hija actualmente está a punto de acabar la gela de 3 urte de Haur Hezkuntza. Y ya con los dos años que llevamos aquí nos vamos dando cuenta de las carencias que tiene esta escuela. Carencias que solo y exclusivamente tienen la culpa el Ayuntamiento de Bilbo y el Gobierno Vasco.

Un edificio histórico como es éste, tiene el patio de las y los críos en la última planta (carece de patio exterior) y el tejado tiene goteras, se avisa al Ayuntamiento para su reparación y solo se dedican a poner parches y no a arreglarlo para que no vuelva a suceder. Hay un calor extremo en él cuando hace calor en la calle y eso se convierte en un hervidero.

Nuestro comedor se ha quedado pequeño por la crecida de alumnado, el ratio de niños es de 25 años en Lehen Hezkuntza, y 23 niños en Haur Hezkuntza, a día de hoy los cursos superiores no están llenos. Imaginaos lo que sería ese comedor si las aulas estuvieran al máximo del famoso ratio.

Las y los niños tienen que comer apretados y en poco tiempo para dar paso al siguiente turno. Eso a mi parecer muy sano no es, no creo que a ninguno le guste comer en poco tiempo y sin sitio…

La peatonalización es otro de los problemas de nuestra Mujika Eskola, de todos es sabido que por las mañanas entran las furgonetas de reparto en el Casco Viejo. Hay un cartel en el que se prohíbe la circulación de vehículos de 9 a 9.30 horas, para que el alumnado entre a clase seguro. Pues bien a pesar del famoso cartel, siguen pasando las furgonetas, y las y los niños tienen que estar pendientes de no ser arrollados por una furgoneta.

Hemos conseguido que se ponga una patrulla de municipales por las mañanas para controlar que esto no pase, pero cuando éstos no están volvemos con la misma situación.

Lo único que pedimos es que pongan unos bolardos, para que las niñas y los niños puedan ir seguros a su escuela.

A la tarde no se ponen los municipales y muchas veces a la salida de la escuela justo quiere pasar un taxi, u otro vehículo y claro eso es inviable, la calle llena de críos, un peligro total.

Pegado a nuestra escuela hay un local cuya propiedad es del Ayuntamiento y del Gobierno Vasco, un local que en total son unos 300 metros cuadrados, 300 metros cuadrados que nos vendrían genial. Ese local lleva vacío años, creo que a la espera de alguna multinacional, esa es mi opinión.

Desde la Asociación de Madres y Padres se solicitó dicho local hace tiempo y seguimos a la espera de dicha respuesta.

Creo que tanto mi hija como el resto del alumnado se merecen una escuela pública digna, no creen ustedes?

Artikuluak
Antonio Alvarez-Solís
2018/06/18
Patricia Abad, Iñigo Rudi y Olga Risueño
2018/06/18
Isidoro Berdié Bueno
2018/06/18
Sabino Cuadra Lasarte
2018/06/17
Gutunak
Iker Elizalde | Hendaiako auzapezordea eta Euskal Elkargoko hautetsia
2018/06/18
Lourdes Hidalgo | Plataforma de Interinos Docentes de Navarra / Nafarroako Irakasle Interinoen Plataforma PIDNA-NAIP
2018/06/18