Un año sin polideportivo
Mª Jesús Botana Costoya | Donostia
2018/01/11

Hace ahora justo un año comenzaron los trabajos de desmantelamiento del polideportivo de Alza.

Desde entonces hemos tenido unas cuantas reuniones con los representantes municipales tanto en el ayuntamiento como en la casa de cultura de Alza para hablar sobre los plazos de ejecución de las nuevas instalaciones y del tratamiento que se le iba a dar a los terrenos contaminados por el amianto.

En este tiempo hemos oído de todo: «Qué esto era un marrón», «Un problema muy complejo el de los suelos contaminados», «Que no existía legislación», «Que no dependía de ellos, sino de instancias superiores» (léase: Medio Ambiente del Gobierno Vasco), «Que existen unos tiempos, que habría que modificar el proyecto, que están haciendo todo lo que está en sus manos, que existe presupuesto y dinero, que eso no era el problema, que llevaría tiempo». Ha pasado un año, y nos dicen que no podrá estar terminado antes del 2020 o 2021.

Nosotros les dijimos que si quieren pueden agilizar los trámites, sobre todo teniendo en cuenta que esto ha sido una negligencia, o abandono, o un mirar para otro lado, que una tras otra todas las corporaciones y los distintos partidos que las compusieron a lo largo de las dos últimas décadas, –incluso antes– tenían que están enterados del estado de los suelos, de la herencia que dejaron las industrias contaminantes, de lo que pasa y deja de pasar en los municipios y barrios donde gobiernan, de lo que necesitan las personas que los habitan, de adelantarse a los problemas, de prever.

Debe ser que Alza les quedaba un poco a desmano, casi en la periferia, y se les pasó, porque Alza no tiene ese brillo especial que tiene el marco incomparable, ni esos jardines con flores de colorines, ni esa concha de arena dorada, ni esas luces brillantes que adornan las noches frías y nos incitan a comprar. Alza tiene gente, mucha gente, que vive en casas sencillas, que se tiene que trasladar fuera para trabajar, para comprar, para especialidades médicas, para formarse, para divertirse, y ahora también para practicar deporte, porque nos han dejado sin instalaciones y nos los fían para largo.

Y eso seguro que lo cumplen.

Artikuluak
Ibon Cabo Itoiz
2018/09/19
Jorge Carrillo Olea
2018/09/19
Angel Rekalde
2018/09/19
Jon Urruxulegi
2018/09/19
Gutunak
Agustín Ruiz Larringan | Excoordinador de la Emakumeen Bira
2018/09/18
Gorka Igual, Ekhiotz Prieto y Juanlu Camarero | Lizarra
2018/09/18
José Martín Alustiza Madinabeitia | Iruñea
2018/09/18
Javier Orcajada del Castillo | Bilbo
2018/09/18
Azken post-ak
Andoni Lubaki
2018/09/18
Andoni Lubaki
2018/09/18
Martin Garitano
2018/09/18
Andoni Lubaki
2018/09/17