Willy Toledo conmociona la fe católica
Javier Orcajada del Castillo
2018/10/11

Esta sociedad de fariseos, a pesar de que la Constitución se proclama laica y derecho fundamental la libertad de opinión ha denunciado al provocador por ejercerla. Derecho que al ejercerlo puede lesionar creencias de otros ciudadanos cuya religión oficial es tradicionalmente la católica.

Al escritor Salmam Rushdie, autor de “Versos satánicos”, obra en la que desarrolló tesis opuestas a la fe musulmana y satirizaba la figura de Mahoma, Jomeini le condenó a muerte, aunque como ciudadano inglés fue protegido defendiendo su derecho a la libertad de opinión.

El humorista danés Kare Builtzen publico caricaturas obscenas sobre Mahoma. La prensa se solidarizó con el amenazado por la misma razón. La revista satírica “Le Canard Enchainé” publicó dibujos y comentarios irónicos sobre la fe islámica. Toda la prensa francesa y europea salió en defensa del derecho que le asiste.

En las sociedades libres prevalece ese derecho fundamental sobre las convicciones religiosas de la ciudadanía. Y ello a pesar de que los que profesen esas creencias pudieran sentirse ofendidos.

El caso de Willy Toledo sucede en la España de los Reyes Católicos, de la Inquisición, del Concordato y a pesar de que la Constitución proclama fundamental ese derecho. Por mucho que pueda ofender con sus desconsideradas expresiones y voluntad de protagonismo a creyentes en la fe católica, incluso blasfemando o ironizando respecto de sus fundamentos filosóficos, Toledo está amparado por la Constitución a la que tanto se alude cuando interesa.

Pero en este caso la religión denostada es la católica en una sociedad de fanáticos. Por ello los jueces le han abierto diligencias, en contraste con los antes descritos en los que la religión objeto de chanza es la musulmana. En tales casos se impone el principio de la libertad de expresión como ley del embudo. Yo me podría sentir agraviado por sus provocativas expresiones, pero antepongo su derecho a expresar lo que crea conveniente por encima de mis convicciones religiosas que en un creyente con fe adulta pertenecen a su intimidad.

Artikuluak
Álvaro Cía
2018/10/17
Ainhoa Larramendi Muxika
2018/10/17
Koldo Camón Erostarbe
2018/10/17
Iulen Lizaso Aldalur
2018/10/17
Gutunak
Josu Jimenez Maia | Idazlea
2018/10/17
Javier Orcajada del Castillo
2018/10/17
Miguel Sagarribay | Arabako Pentsionistak Lanean
2018/10/16
Íñigo Jaca, Silvia Navarro | AFPERV
2018/10/16
Azken post-ak
Martin Garitano
2018/10/17
Martin Garitano
2018/10/16