Altsasu Faxismoaren Kontra espera que no se hagan efectivas las multas por el repique de campanas

La plataforma popular Altsasu Faxismoaren Kontra ha criticado que el Gobierno de Nafarroa, a través de la Policía Foral, pretenda multar a las personas que hicieron repicar las campanas para entorpecer el acto de Ciudadanos el pasado domingo en Altsasu. Esperan que las multas no se hagan efectivas y anuncian iniciativas «para poner en marcha la solidaridad ante la represión».

NAIZ|ALTSASU|10/11/2018 17:28
Altsasu
Comparecencia de la plataforma Altsasu Faxismoaren Kontra. (Endika PORTILLO/FOKU)

Miembros de la plataforma popular Altsasu Faxismoaren Kontra han señalado en una comparecencia que, «al parecer, a las y los fascistas ultracatólicos no les gustó en absoluto la bienvenida. Tampoco al recién llegado párroco», en referencia al repique de campanas del pasado domingo durante el acto de Ciudadanos.

«Desde luego que no habrá sido el repique que mejor se haya tocado, pero sí el más fuerte, ya que parece que se ha escuchado por todo el Estado», han afirmado desde la plataforma, que ha querido dejar clara «la inocencia» de la Iglesia. «Claro que no ha sido asunto de ella. Las campanas son de las y los altsasuarras», han remarcado.

También han censurado la actitud del alcalde, Javier Ollo, «siempre con las ideas de libertad y de tolerancia en la boca, pero que les otorga la legitimidad de ocupar nuestra plaza a las y los fascistas que se muestran dispuestos a atacarlas».

Además, han indicado, «parece que la acción tampoco ha sido de agrado de la Policía Foral, y quieren multar a los campaneros antifascistas como infracción grave por agitar unas campanas».

En este sentido, han criticado que «un Gobierno que se presenta como contrario a la Ley Mordaza y contrario a la provocación fascista del 4 de noviembre parece dispuesto, utilizando la Ley Mordaza, a joder la vida a unas altsasuarras con multas de hasta 30.000 euros por, precisamente, demostrar su rechazo hacia esta provocación fascista».

Por ello, han pedido «una postura coherente» y han afirmado que esperan «que las multas no se hagan efectivas».

«Digan lo que digan, nosotras no creemos que haya que otorgarles a los y las fascistas la legitimidad de ocupar nuestras plazas. Porque la falsa libertad que reivindican busca negar la libertad de todas nosotras», han subrayado.

Han resaltado «la importancia de las herramientas como las cajas de resistencia» y han anunciado que organizarán diferentes iniciativas «para poner en marcha la solidaridad ante la represión».

«Siempre que el fascismo intente ocupar nuestras calles tocaremos la campana de una u otra manera», han subrayado.