El nuevo presidente ucraniano da un puñetazo en la mesa

El nuevo presidente ucraniano, Vladimir Zelenskiy, tiene prisa. En su primer acto tras asumir el cargo, ha disuelto el Parlamento y ha instado al Gabinete saliente a poner sus cargos encima de la mesa. Pero, sobre todo, y de cara al futuro, se ha marcado como el principal objetivo lograr un alto el fuego en la guerra en las provincias rebeldes del Donbass. Y se ha dirigido a ellas en su idioma, el ruso.

Dabid Lazkanoiturburu|20/05/2019 12:35
Ucrania
El nuevo presidente jura el cargo en la Rada (MARKIV MYKHAILO-AFP)

Nada más asumir el cargo, el nuevo presidente de Ucrania, Vladimir Zelinskiy ha dado un puñetazo encima de la mesa y ha confirmado e incluso adelantado los rumores que auguraban su intención de convocar elecciones anticipadas. Hay que recordar que el partido del cómico televisivo y outsider devenido flamante jefe de Estado de Ucrania no tiene presencia alguna en el actual Parlamento.

Tras disolver la Rada (Parlamento ucraniano), y no contento con ello, Zelinskiy ha exigido a los miembros del Gabinete saliente a dejar ya los cargos. «Podéis tomar un papel y un bolígrafo y dejar vuestro sitio a aquellos que van a pensar en las próximas generaciones, y no en los próximos comicios«, les ha espetado. Minutos después de su discurso, el ministro de Defensa, Stepan Poltorak, ha anunciado su dimisión.

Pero, más allá de golpes de efecto y vendettas tras su triunfo arrollador frente al ya expresidente Petro Poroshenko, lo más importante de su alocución en la investidura presidencial ha sido el anuncio de que la «primerísima tarea» de su presidencia será lograr el alto el fuego en Donbass, en el este rusófono del país.

«Puedo aseguraros que estoy dispuesto a todo para que nuestros héroes no sigan muriendo. No tengo miedo a tomar decisiones complejas. Estoy dispuesto a perder mi popularidad y, si es necesario, mi cargo con tal de que se establezca la paz», ha llegado a asegurar.

Zelenskiy ha insistido en que Crimea, anexionada por Rusia en 2014, y la región de Donbass, escenario de un conflicto armado que estalló ese mismo año y se ha cobrado más de 10.000 muertos, son territorio ucraniano. Y ha reiterado que no es correcto reivindicar territorios perdidos, porque «no se puede perder lo que a uno le pertenece por derecho».

No obstante, y en un gesto no menos simbólico que el contenido de su anuncio, el presidente ha pasado del idioma ucraniano al ruso para hacer un llamamiento a recuperar a la población rusohablante de Donbass.

El diputado del panucraniano Partido Radical Oleh Lyashko ha interrumpido al presidente por hablar en ruso, a lo que Zelenskiy le ha replicado recordando que los habitantes del país rusohablantes y ucranianohablantes «son todos ucranianos»

INFOS ASSOCIÉES