Pensionistas piden en el Parlamento navarro una pensión mínima de 1.080 euros

Representantes de las asociaciones de pensionistas Amona, Pentsionistak martxan y Sasoia han registrado en el Parlamento navarro un escrito en el que piden a los grupos políticos consenso para garantizar el cobro de una pensión mínima de 1.080 euros mensuales si se carece de otras rentas que superen esta cantidad.

Naiz|17/06/2019
Pensionistas
Imagen de archivo de una manifestación de los pensionistas en Iruñea. (Jagoba MANTEROLA/FOKU)

En el escrito se recuerda que son «miles» los pensionistas que en Nafarroa se han movilizado en el último año y medio «en defensa de un sistema público de pensiones que garantice una vida digna a las personas pensionistas, tanto actuales como futuras», y se plantean las peticiones «ante la precarización de las pensiones públicas» y la «pobreza» de gran parte de los pensionistas navarros.

«El problema actual de las pensiones es fundamentalmente un problema de reparto equitativo de la riqueza que los trabajadores y trabajadoras hemos generado», sostienen.

Por ello, piden establecer un Salario Mínimo Interprofesional de 1.200 euros, dado que «una pensión digna es directamente proporcional al empleo de calidad», y apelan al Gobierno navarro y al estatal a «garantizar un sistema público de pensiones», el establecimiento de una pensión mínima de 1.080 euros y la revalorización automática en función del coste de la vida.

La derogación de las reformas de pensiones de los años 2011 y 2013 y «acabar con la brecha salarial y de pensiones entre hombres y mujeres» son otras dos demandas dirigidas en el plano estatal,

En cuanto a Nafarroa, instan a que dentro de sus competencias se cree una partida presupuestaria «que garantice el derecho de todo pensionista a una pensión mínima de 1.080 euros siempre que carezcan de otras rentas que superen dicha cantidad».

La eliminación de los beneficios fiscales que disfrutan los fondos privados de pensiones es otra de las demandas junto a la creación de un «instrumento de participación institucional» en el seno del Parlamento de Nafarroa con representantes de los pensionistas para valorar decisiones que desde el herrialde «fortalezcan» el Sistema Público de Pensiones.

Los portavoces de Amona, Pentsionistak Martxan y Sasoia han registrado el escrito en el Parlamento navarro, a donde han llegado en manifestación junto a más de un centenar de personas que han recorrido el centro de la ciudad tras partir media hora antes desde la plaza Consistorial.

Tras una pancarta con el lema ‘Pensión mínima 1.080. Revisión IPC real. Pentsionistak aurrera’, en su paseo por el centro de la ciudad han coreado lemas como «Gobierne quien gobierne las pensiones se defienden», «Reforma laboral, terrorismo patronal» o «Fuera ladrones de las instituciones».

INFOS ASSOCIÉES