Azti certifica la dependencia directa de la actividad económica marina con el ecosistema

Un estudio realizado por Azti constata la dependencia directa de las actividades económicas llevadas a cabo en el litoral vasco con el estado del ecosistema marino. Los resultados del proyecto permitirán «elaborar propuestas de gestión eficaces e integradas».

NAIZ|15/11/2019
Azti
Ibon Galparsoro, responsable del estudio de Azti, en una conferencia en Donostia. (Aritz LOIOLA / FOKU)

«Actividades económicas como la pesca de arrastre, diferentes modalidades de pesca artesanal, la acuicultura de mejillones y el turismo marino» tienen una relación directa con el estado del ecosistema, según constata un estudio de Azti.

El análisis ha concluido que la pesca de arrastre y la pesca artesanal mostraron una «alta utilización de los servicios de aprovisionamiento», en el 44% y el 38%, respectivamente del área estudiada.

Por su parte, las zonas que presentan un rendimiento económico «bajo» coinciden con áreas de valor biológico «bajo», lo que demuestra, según Azti, «la importancia de la presencia de altos valores biológicos para la actividad pesquera». Estos datos reflejan, además, que esas prácticas están «condicionadas y estrechamente vinculadas a la riqueza existente en el ecosistema marino».

Según ha afirmado el responsable del estudio y experto en Gestión Ambiental de Mares y Costas de Azti, Ibon Galparsoro, «estos resultados muestran la importancia que tiene para las actividades pesqueras, acuícolas y relativas al turismo alcanzar y mantener el buen estado ambiental, indispensable para asegurar la provisión de servicios ecosistémicos en el presente y el futuro».

La identificación y cuantificación de esos servicios «permite conocer las oportunidades que ofrece ese ecosistema y, sobre todo, anticipar el grado de dependencia del mismo en el futuro por parte de las citadas actividades, para poder adoptar las medidas de gestión necesarias para preservarlo», por lo que el estudio «contribuye al desarrollo de una gestión ecosistémica en el litoral vasco».

El estudio, financiado por la Fundación Biodiversidad del Ministerio de Transición Ecológica, «contribuirá a establecer las bases de conocimiento para el desarrollo de medidas de gestión con el objeto de alcanzar los objetivos económicos y de conservación del ecosistema marino», según ha indicado el centro tecnológico vasco en un comunicado.