El Bloque Antirracista denunciará en la huelga del día 30 la marginación de los inmigrantes

El Bloque Antirracista denunciará en la huelga del 30 de enero la situación que padecen las personas de origen extranjero, «que supone arbitrariedad y vulnerabilidad», y la Ley de Extranjería. que «crea categorías de ciudadanía según el lugar de procedencia».

NAIZ|27/01/2020
Extranjeria
Comparecencia que ha relizado el Bloque Antirracista hoy ante la Oficina de Extranjería de Iruñea. (Iñigo URIZ/FOKU)

Varias docenas de personas se han concentrado esta mañana a las 8,30 ante la oficina de Extranjería, para denunciar el pésimo funcionamiento de dicha oficina; un lugar por el que tienen que pasar todas las personas de origen extranjero que supone arbitrariedad y vulnerabilidad y han destacado que el Bloque Antirracista participará en la huelga del 30 de enero porque «luchamos por un trabajo digno, pensiones dignas y una vida digna para todas las personas».

«Denunciamos que la Ley de Extranjería crea categorías de ciudadanía según el lugar de procedencia, el retraso para las distintas citas necesarias para quienes tratan de regularizar su situación así como la documentación que se está exigiendo, suponiendo la suma de todo ello una auténtica carrera de obstáculos. En el caso de las solicitudes de protección internacional la espera a la primera cita puede llegar hasta trece meses y entre tres y cuatro años para solicitar la nacionalidad», han destacado, señalando que en Nafarroa hay unas 5.000 personas que pueden estar en situación irregular.

«Los colectivos que conformamos el Bloque Antirracista participaremos en la huelga del 30 de enero porque luchamos por un trabajo digno, pensiones dignas y una vida digna para todas las personas. Denunciamos la precariedad laboral y la vida precarizada y seguiremos luchando hasta que se garantice la igualdad de condiciones y el acceso efectivo de todas las personas a todos los derechos», han destacado.

«Sobran las razones para sumarse a la huelga; la lucha contra la injusticia social nos une con sindicatos, movimientos sociales, pensionistas, feministas, ecologistas, jóvenes y Lgtbq», han añadido.

«Aunque hay sectores que lo niegan o lo minimizan, vivimos en una sociedad racista que oprime y excluye a la población migrante y racializada, condenándola a vivir en la precariedad», han denunciado.

INFOS ASSOCIÉES