31/08/2018

Alberto CASTRO
El Ibex pierde los 9.500 puntos

Los mercados emergentes se convirtieron ayer en el gran lastre del Ibex, que perdía los 9.500 puntos y se ve abocado a luchar por alejarse de los mínimos anuales. La caída del peso argentino –se hunde un 50% frente al dólar este año– y la lira turca barrieron cualquier posibilidad de que el Ibex pudiera estar en disposición de limar su descenso en agosto. Los inversores miran con mucha precaución lo que sucede en Argentina, incapaz de frenar la caída de su moneda y transmitir confianza a los mercados pese a subir los tipos de interés hasta el 60%. El auxilio del FMI, que prestará 50.000 millones de dólares, se antoja como el último flotador para la moneda argentina. Los inversores no pueden olvidar que estuvo quince años en situación de default desde 2001. La fortaleza del dólar también presiona a Turquía, que ha visto bajar la cotización de su divisa más de un 40% en el año y no da señales de reacción.

El Ibex terminó con un recorte del 1,06%, hasta los 9.467,60 puntos. En Europa, también se imponían las bajadas por la inestabilidad de los emergentes. París descontaba un 0,42%; Fráncfort, un 0,54%; y Londres, un 0,62%. En Nueva York, el tecnológico Nasdaq se movía al alza una hora después del cierre en Europa. El Dow Jones y el S&P 500, por el contrario, sufrían descensos.

En el índice madrileño, protagonismo negativo de los valores más expuestos a Argentina. Dia bajaba un 4,15%; BBVA, un 2,75%; Telefónica, un 2,11%; y Santander, un 1,89%. Entre los alcistas, los más fuertes eran Cie Automotive y Mediaset, con subidas superiores al 1%. En París, salto de Bouygues (+4,39%) tras presentar sus resultados semestrales. Las acciones de Pernod Ricard (-2,06%), el peor del día, fueron penalizadas por una rebaja de recomendación.