12/01/2019

El opositor Fayulu reivindica su victoria en la RDC, donde ya han muerto cinco civiles

El candidato opositor Martin Fayulu reivindicó ayer su victoria en las elecciones de la RDC y anunció que pedirá al Constitucional un nuevo recuento. Las protestas tras los comicios han dejado ya cinco muertos.

GARA|KINSHASA
0112_mun_congo

El opositor Martin Fayulu, oficialmente derrotado en las elecciones presidenciales de la República Democrática del Congo (RDC), aseguró ayer que ganó los comicios con un 61 % de los votos y anunció que apelará los resultados ante la Corte Constitucional. Según los datos de su coalición Lamuka («Despierta», en lingala), Fayulu habría obtenido el 61% de los votos frente al 18% del también opositor Félix Tshisekedi, declarado vencedor por la Comisión Electoral Nacional Independiente (CENI).

Fayulu prometió presentar hoy una apelación ante el Tribunal Constitucional, que a su vez dispondrá de una semana para proclamar los resultados definitivos o, incluso, anular el proceso electoral.

Según los resultados provisionales publicados el jueves, Tshisekedi habría obtenido el 38,57% de los votos, seguido de Faluyu con el 34,8 %, y, en tercer lugar, del oficialista y delfín del presidente saliente, Joseph Kabila, Emmanuel Shadary, con el 23,84%. Estas cifras son cuestionadas también por la influyente Conferencia Episcopal Nacional del Congo (CENCO), entidad que aseguró que sus cifras –recopiladas por más de 40.000 observadores– tampoco se correspondían con las de la CENI.

La Unión Europea pidió ayer a la CENI que publique las actas de escrutinio de cada colegio electoral con el fin de apaciguar estas discrepancias, mientras que EEUU manifestó que espera «una clarificación» al respecto.

La Comisión electoral de RDC pidió ayer a la ONU apoyar a las nuevas autoridades electas. El presidente de la CENI, Corneille Nangaa, advirtió que ahora mismo solo hay dos opciones viables: o se aceptan los resultados anunciados ayer o se anulan por completo las elecciones.

Nangaa se expresó así en una comparecencia por videoconferencia ante el Consejo de Seguridad de la ONU, que ayer analizó la situación en la RDC.

La votación estuvo marcada por numerosos fallos técnicos, como errores en las máquinas de votación y falta de nombres en algunas listas electorales, además de retrasos en la apertura de colegios en feudos de la oposición.

Las protestas por el anuncio de la victoria de Tshisekedi han provocado ya cinco muertos, según el balance hecho público ayer por la Policía, que negó la muerte de dos agentes, aunque reconoció el fallecimiento de la esposa de un inspector.

«En el marco de la operación desarrollada el jueves en Kikwit (oeste) para restablecer el orden público se produjeron cinco fallecimientos», indicó a AFP el coronel Pierrot-Rombaut Mwanamputu, portavoz de la policía nacional congoleña. «Las oficinas de la Radio y Televisión Nacional Congoleña (RTNC) también fueron saqueadas por los manifestantes en Kikwit», añadió el portavoz policial.

«PACTO AMAñADO»


Desde hace días en la RDC corren rumores sobre un pacto para amañar los resultados en favor de Tshisekedi tras un supuesto acuerdo con Kabila, que habría optado por respaldarle, dados los malos resultados de Shadary. La Iglesia católica, que aseguró haber desplegado 400.000 observadores, pidió a la ONU publicar las actas para «despejar las dudas».