14/08/2019

Discrepancias entre los socios amenazan la coalición de Gobierno en Rumanía
GARA|bucarest

Las discrepancias sobre la composición del Gobierno de Rumanía y el malestar que las medidas de austeridad adoptadas a iniciativa de los mayoritarios socios socialdemócratas (PSD) han provocado en sus aliados liberales amenazan la continuidad de la coalición.

Así lo dejó claro ayer el líder de la minoritaria Alianza de los Demócratas y Liberales de Rumanía (ALDE), Calin Popescu-Tariceanu, que manifestó su decepción con la actitud de la primera ministra del país, la socialdemócrata Viorica Dancila, ante sus exigencias de cambios para lograr un Ejecutivo más «competente».

ALDE ha dado a los socialdemócratas un plazo hasta el 20 de agosto para presentar una serie de acciones para reformar el Estado, promover la credibilidad del Gobierno y corregir las medidas de austeridad adoptadas el lunes para que Rumanía no supere a finales de 2019 el límite de déficit del 3% fijado por la Unión Europea. Tariceanu negó que ALDE esté chantajeando a sus aliados del PSD para ocupar más carteras en el gabinete.

Asediado por las críticas a su polémica agenda de reformas judiciales revocada por la Justicia y rechazada por la UE por suavizar leyes contra la corrupción, el Ejecutivo de Dancila trabaja a contrarreloj para mejorar su imagen de cara a las elecciones presidenciales de noviembre próximo.

Responsabilizado por politizar la administración pública,, el PSD fue objeto de más críticas al conocerse ayer que los exministros Dan Nica y Rovana Plumb, acusados por la Fiscalía Anticorrupción DNA de abuso de poder, son los candidatos presentados por Rumanía para ocupar un puesto en la próxima Comisión Europea.