06/08/2020

Ya se habla de fuerte rebote económico en la eurozona

Los estudios macroeconómicos que se publican periódicamente suelen reflejar tendencias generales que no siempre se observan a pie de calle ni afectan a toda la ciudadanía. Esto es lo que ocurre, por ejemplo, con el Índice compuesto de Gestores de Compras (PMI) de la eurozona publicado ayer, que indica que la actividad del sector privado se aceleró en julio más allá de las expectativas preliminares, al alcanzar el mayor ritmo de expansión desde junio de 2018.

GARA|BRUSELAS
0806_eko_airbus

El PMI (siglas de Purchasing Managers' Index) es una encuesta mensual entre las empresas más representativas de un estado o, como en este caso, de un “mercado común”. El PMI de la eurozona se situó en julio en 54,9 puntos, lo que supone una importante subida desde los 48,5 del mes anterior.

Con más detalle, el PMI de actividad del sector servicios subió hasta los 54,7 puntos desde los 48,3 de junio, su mayor expansión en casi dos años, mientras que el manufacturero se elevó a 51,8 desde los 47,4, lo que representa su primera expansión en año y medio.

La suma de esos dos datos «es un buen augurio para la recuperación de la economía en el tercer trimestre tras la caída sin precedentes observada en el segundo trimestre», según comentó Chris Williamson, economista jefe de IHS Markit, la firma que elabora este PMI.

No obstante, también advirtió de que, en ausencia de una vacuna o tratamiento eficaz frente al covid-19, las medidas de distanciamiento continuarán vigentes, «lo que reduce la capacidad de muchas empresas para operar a una capacidad semejante a la anterior a la pandemia y representa una limitación importante para las perspectivas de recuperación económica a largo plazo».

Al mismo tiempo, el Índice de los Gestores de Compras sugiere una recuperación a dos velocidades dentro de los 19 estados que operan con la moneda común. Los datos de julio constatan una mayor fortaleza en la recuperación de la actividad de economías como la francesa y la alemana, con subidas hasta los 57,3 puntos para la primera y hasta los 55,3 en la segunda, lo que representa máximos de los últimos 29 y 23 meses, respectivamente. La expansión de la actividad del sector privado de Italia y el Estado español parece mucho más moderada, ya que sus respectivos índices PMI compuestos se quedaron en los 52,5 y 52,8 puntos.

 

La economía china sigue creciendo moderadamente

La actividad de las empresas chinas moderó ligeramente su expansión durante julio como consecuencia de la menor pujanza del sector servicios, mientras que las manufacturas aumentaron su ritmo de crecimiento, según el PMI, que se situó en 54,5 puntos desde los 55,7 de junio, lo que equivale a una expansión robusta. El de servicios se desaceleró hasta los 54,1 puntos, frente a los 58,4 de junio, aunque extiende a tres meses consecutivos su expansión, mientras que el manufacturero subió a 52,8, frente a los 51,2 del mes anterior, registrando así su mejor lectura desde enero de 2011.

«Las expectativas de negocio se mantuvieron altas, lo que sugiere que las empresas confiaban en la recuperación económica, aunque la demanda internacional siguió siendo problemática tanto para el sector servicios como para el manufacturero», indicó Wang Zhe, economista de Caixin Insight Group, para quien el empleo continúa siendo el problema clave.

China registró un rebote del 11,5% de su PIB en el segundo trimestre, por lo que pudo revertir completamente la histórica contracción del 10% sufrida en los tres primeros meses del año.GARA

«SOBRECAPACIDAD»


Las empresas de la zona del euro continúan operando con un considerable «exceso de capacidad», lo que permitió reducir en julio los pedidos pendientes, pero al mismo tiempo llevó a «nuevos ajustes de sus plantillas», destruyendo empleo por quinto mes consecutivo.