Iker Bizkarguenaga

Urkullu lanza a la ciudadanía el mismo «reto» que él prefirió ignorar antes de las navidades

En el mismo acto en el que consideró deseable acordar nuevas restricciones de movilidad y horarios, Iñigo Urkullu volvió a lanzar el mismo «reto» que ya había fijado en noviembre: bajar la incidencia de 300 casos. Un propósito que él pasó por alto cuando relajó las medidas con una incidencia mayor.

El lehendakari, Iñigo Urkullu, durante su visita al nuevo ambulatorio de Aiete.     (Irekia)
El lehendakari, Iñigo Urkullu, durante su visita al nuevo ambulatorio de Aiete. (Irekia)