Los 35 de Segura ven un modelo para avanzar en las soluciones

El cierre del macroproceso político 04/08 con un acuerdo de conformidad ha sido puesto en valor hoy por los 35 imputados. Remarcan que «los contenidos satisfacen a todas las partes y deben ser un modelo para continuar solucionando situaciones similares pendientes y terminar con la aplicación de legislaciones de excepción».

Ramon Sola|DONOSTIA|14/01/2016 13:20|40 comentarios
Libre_agerraldia
Los imputados han comparecido en Donostia. (Jon URBE/ARGAZKI PRESS)

24 horas después de que el largo juicio que les esperaba en la Audiencia Nacional fuera zanjado con un acuerdo que no conlleva ingreso en prisión, los militantes de la izquierda abertzale imputados en el sumario 04/08 han comparecido en Donostia para hacer una valoración notablemente positiva de esa decisión. Consideran que debe suponer un modelo para seguir solucionando situaciones similares.

En una declaración leída en euskara, castellano y francés por Marije Fullaondo, Pernando Barrena y Aurore Martin, han destacado que «con este acuerdo se plantea una nueva manera de actuar en la que todas las partes hacen un esfuerzo para buscar soluciones, y consideramos que puede ser útil para comenzar a dar por finalizada la aplicación de las legislaciones y políticas de excepción. Para nosotros y nosotras es muy importante que se trate de un acuerdo que ofrece suficiencia a todas las partes, y por lo tanto queremos reconocer el esfuerzo que han hecho tanto la acusación pública como la particular en el caso de la AVT y Dignidad y Justicia para poder llegar a un acuerdo, e incluso el propio Tribunal que ha dado por bueno y satisfactorio ese acuerdo. Y así, pensamos y deseamos que esa fórmula de acuerdo, en fondo y forma, sea válida y viable para encontrar soluciones a todas las consecuencias del conflicto».

Esta valoración no es óbice para que sigan considerando que el proceso seguido hasta ahora, iniciado allá por otoño de 2007 a modo de represalia por el fin del proceso de negociación unos meses antes, haya sido «persecución política pura y dura. Estamos hablando de una causa que se remonta hasta hace diez años; en su transcurso ha habido detenciones, encarcelamientos, se llegó a ordenar a algunas personas que no hicieran uso del derecho a la libertad de expresión... Hemos llegado a esta vista oral con 55 años de prisión ya cumplidos y alrededor de 1,3 millones de euros depositados en fianzas», han recordado.

Destacan también que no se hubiera llegado a este desenlace positivo sin «la presión social en favor de las soluciones», evidenciada en movilizaciones como las del pasado sábado. «Se demuestra que hay un modo posible de abordar los retos pendientes en materia de víctimas y también excarcelación de presos y presas», han dicho. «Es el momento de vaciar las cárceles», añaden.

NOTICIAS RELACIONADAS