Sare expone la situación de los presos ante las Juntas de Gipuzkoa

Inaxio Oiarzabal, miembro de Sare, y Gentzane Callejo, familiar, han comparecido este miércoles en la comisión de Derechos Humanos de las Juntas de Gipuzkoa para exponer la situación actual de los prisioneros vascos en general, y los del herrialde en particular.

Naiz|Donostia|01/12/2016 12:17|0 comentarios
Sare
Comparecencia de Sare en las Juntas de Gipuzkoa. (Sare)

Como datos generales han indicado que, cinco años después del cese de la actividad armada de ETA, solo dos de los 360 presos están en cárceles vascas.  «Hace 5 años eran 7 los presos gravemente enfermos, ahora son 11. Eran 12 los presos en aislamiento del resto de presos vascos, a día de hoy son 22».

Según las cifras aportadas, de los 142 presos de Gipuzkoa, «son sólo 23 los que se encuentran a menos de 400 kilómetros de sus casas, la mayoría se encuentra a más de 5 horas en coche».

«Haciendo un cálculo aproximado, en Gipuzkoa, son más de 2.000 las personas que viven esta situación en primera persona, a este número habría que añadirle la de los amigos y el entorno más cercano», han añadido, subrayando la afección a los menores en términos físicos y sicológicos.

Oiarzabal y Callejo han expuesto ante los junteros que, de los once presos gravemente enfermos, cuatro son del herrialde. Garikoitz Arruarte, natural de Hernani preso en Almería; Aitzol Gogorza, de Rentería y encarcelado en Basauri; Ibon Fernández Iradi, lasartearra en la prisión francesa de Lannemezan, Y Jagoba Codo, donostiarra en Castellón.

Han subrayado que todos ellos cumplen los requisitos para recibir tratamiento médico fuera de los muros de la prisión, pero que las solicitudes son rechazadas una y otra vez, lo que a su juicio es «una decisión meramente política y de ensañamiento».   

Sare ha recordado a las formaciones políticas presentes en la Juntas de Gipuzkoa que existe una amplia mayoría social que reclama que se termine con esta situación, y ha reclamado que, al margen de ideologías o intereses partidistas, se sumen a las iniciativas para terminar con estas vulneraciones de los derechos humanos.