Podemos evita apoyar las consultas populares de Gure Esku Dago en las Juntas de Gipuzkoa

Las Juntas Generales de Gipuzkoa, con los votos de PNV y EH Bildu, han mostrado su respaldo a las consultas populares organizadas por Gure Esku Dago que se celebrarán el próximo 19 de marzo en 34 municipios del herrialde. Podemos se ha sumado al primer punto de la resolución, que reivindica «el derecho y la capacidad que le corresponden a la ciudadanía de Euskal Herria de decidir sobre su futuro», pero ha evitado apoyar expresamente la iniciativa de Gure Esku Dago pese a manifestar su «respeto» al trabajo de este tipo de organizaciones civiles.

NAIZ|DONOSTIA|2017/03/08 16:05|17 iruzkin
Iturria
Juantxo Iturria, juntero de Podemos, en una intervención anterior. (Andoni CANELLADA/ARGAZKI PRESS)

PNV y EH Bildu han unido sus votos para aprobar en las Juntas Generales de Gipuzkoa una resolución de apoyo a las consultas populares organizadas por Gure Esku Dago en 34 localidades del herrialde el próximo 19 de febrero, día en el que también los habitantes de Larrabetzu tienen una cita con las urnas.

La votación ha evidenciado las discrepancias de los socios de Gobierno de la Diputación de Gipuzkoa en esta materia, ya que el PSE, al igual que el PP, se ha opuesto a la resolución durante el pleno de este miércoles.

La propuesta, presentada conjuntamente por PNV y EH Bildu, reivindica en su primer punto «el derecho y la capacidad que le corresponden a la ciudadanía de Euskal Herria de decidir sobre su futuro, de que sea consultada y de que sea respetada su voluntad libre y democráticamente expresada».

Este punto ha recibido el apoyo de los jeltzales, de EH Bildu y de Podemos, que ha solicitado votar la resolución punto a punto, ya que no compartía los otros dos.

No obstante, la propuesta ha sido aprobada en su totalidad, ya que PNV y EH Bildu suman mayoría, por lo que las Juntas han declarado también que «la democracia es una decisión de la ciudadanía», por lo que «el ejercicio del derecho a decidir» constituye su máxima expresión.

Por este motivo, el parlamento guipuzcoano ha abogado por «poner en valor y apoyar aquellas iniciativas para pasar de la reivindicación del derecho a decidir a su ejercicio».

El tercer punto contiene un apoyo explícito a las consultas populares que se celebrarán el 19 de marzo, además de un llamamiento a la participación.

El PSE, coaligado con el PNV en el Gobierno de la Diputación, no ha participado en el debate de la propuesta y se ha limitado a ofrecer una explicación de voto, con lo que ha eludido el enfrentamiento directo con su socio.

El juntero del PSE Julio Astudillo ha explicado que se han opuesto a la resolución por un motivo de «oportunidad», ya que el Parlamento de Gasteiz ha puesto en marcha una ponencia para debatir sobre el autogobierno.

Además, ha defendido que cualquier problema político derivado de la pretensión de modificar el estatus político debe abordarse mediante el «diálogo» y la «cooperación» y dentro del marco y los mecanismos constitucionales.

Por su parte, el juntero del PP Juan Carlos Cano ha reprochado al PNV que «alimente» con este tipo de propuestas a quienes «optan por romper» y empujan a «lanzarse al vacío». «Los guipuzcoanos tenemos un régimen foral, un autogobierno que nos da las herramientas para progresar. Europa y España no son nuestros enemigos», ha zanjado.

Tampoco el PNV ha entrado en discusión con sus socios del PSE y su portavoz, María Eugenia Arrizagalaga, ha defendido que el pueblo vasco tiene derecho a «definir su futuro».

«Soy vasca y por serlo soy abertzale, así de simple, y me pregunto por qué yo no puedo tener una estructura de Estado como la tienen tantos y tantos pueblos y naciones en el mundo», ha argumentado.

Un derecho «muy básico»

El otro proponente, Xabier Olano (EH Bildu), sí ha emplazado al PSE, al que ha recordado que defendió la autodeterminación en el pasado y le ha pedido que «dé un paso».

«Esto al fin y al cabo es derecho a decidir, un derecho muy básico, difícilmente vemos cómo se puede estar en contra democráticamente», ha argumentado.

En palabras de Olano, «en el marco actual, bajo la autoridad del Estado español, la ciudadanía vasca tiene limitados sus derechos». «No podemos decidir libremente sobre nuestro futuro, no nos dejan preguntar oficialmente a la población», ha añadido Olano, quien ha recordado que «ni siquiera nos dejan opinar sobre el uso de la plaza de toros de Illunbe o sobre la desanexión de Itsaso».

Por su parte, el portavoz de Podemos, Juantxo Iturria, ha dicho estar a favor del derecho de los ciudadanos a decidir su futuro, pero no solo en aspectos territoriales, sino en otras muchas cuestiones que afectan a los ciudadanos.

Por este motivo, Podemos ha apoyado el primer punto de la resolución, pero se ha abstenido en los otros dos, a pesar de expresar su «respeto» al trabajo de organizaciones civiles como Gure Esku Dago.

Iturria ha destacado la importancia de «extender las consultas a más temas y a más municipios, mediante preguntas claras y consensuadas para decidir democráticamente también sobre la incineradora, los toros o la financiación de proyectos millonarios como la pasante donostiarra del Metro».