Forcadell: «Nos negamos a convertirnos en censores a las órdenes del Gobierno»

La Mesa del Parlament ha sido la primera en reaccionar tras la notificación del TSJC de las querellas admitidas a trámite contra la Mesa y el Govern. «Ningún tribunal decidirá el futuro de este país», ha asegurado la presidenta de la Cámara catalana, Carme Forcadell, que ya acumula tres querellas en su contra. También Puigdemont y Turull, junto al resto del Govern, han sido notificados a lo que han respondido con claridad: «Nosotros seguimos».

@zalduariz|BARCELONA|2017/09/12 14:30|3 iruzkin
Captura_de_pantalla_2017-09-12_a_la_s_12
Miembros de la Mesa del Parlament, con Forcadell en medio, esta mañana. (PARLAMENT)

«Estamos ante un nuevo uso indiscriminado de los tribunales para resolver un conflicto que es única y exclusivamente político». La presidenta del Parlament, Carme Forcadell, ha calificado así la notificación que han recibido hoy por parte del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC), en la que se acepta la querella presentada por la Fiscalía contra cinco miembros de la Mesa: cuatro de Junts pel Sí y uno de Catalunya Sí que Es Pot (CSQP).

El TSJC, sin embargo, ha retirado el delito de malversación de la querella, en contra de la opinión de la Fiscalía, que incluía este tipo penal que implica castigos de prisión. «Hasta el TSJC ha reconocido que el intento de incluir malversación no tenía base jurídica», ha considerado Forcadell, que ha añadido: «Lo que pretendían era que hubiese penas de prisión única y exclusivamente por permitir un debate parlamentario; hay que denunciarlo».

«Ningún tribunal decidirá el futuro de este país», ha afirmado la presidenta del Parlament, para quien la querella es un paso más en la «escalada judicializadora del Estado para parar el 1-O». Forcadell ha denunciado además que el Estado trata de «coartar la libertad de expresión y el derecho de iniciativa de los diputados; pretende dictar de qué se puede hablar o no».

«Quieren que la Mesa se autocensure y determine la constitucionalidad de las iniciativas parlamentarias, pero nos negamos a convertirnos en censores a las órdenes de un Gobierno incapaz de resolver políticamente un problema político», ha rematado Forcadell.

Tras ella ha tomado brevemente la palabra el miembro de la Mesa de CSQP, Joan Josep Nuet, que ha defendido que «toda iniciativa de los diputados debe ser discutida» y ha denunciado que, con la inclusión del delito de malversación por parte de la Fiscalía «se quería destrozar nuestras vidas». «Saben que nuestras ideas son difíciles de destrozar, lo que pretenden es acabar con nosotros», ha concluido.

Puigdemont y Turull, notificados

En la rueda de prensa posterior al Consell Executiu, el portavoz del Govern y conseller de Presidencia, Jordi Turull, ha explicado que tanto a él como al president, Carles Puigdemont, y al resto de integrantes del Ejecutivo se les ha hecho llegar la notificación tras la reunión de este martes: «Han venido unos señores. Hemos firmado y ya está. Estamos notificados».

Pese a las notificaciones, Turull ha explicado que el Govern está determinado en continuar con los preparativos del referéndum del 1 de octubre: «Nosotros seguimos».

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK