Facu DÍAZ
Humorista en La Tuerka

Facu Díaz, humorista en La Tuerka, se enteró el sábado por la mañana que ‘La Razón’ le había situado en portada, junto a una gran fotografía de Carmen Lomana. El titular, «El programa de Pablo Iglesias equipara al PP con ETA» se refería a una parodia titulada «El PP se disuelve» que criticaba la corrupción. Con la portada, sin embargo, ya se apuntaba a una nueva «caza de brujas». Tras el rotativo de Francisco Marhuenda, el resto de medios y tertulias se hicieron eco de la noticia y, sobre todo, del interesado enfoque. Díaz, que ni siquiera milita en Podemos, denuncia que se busca «sacar provecho político» y que ha recibido amenazas en nombre de la «tolerancia».

«Decir que me mofo de las víctimas es una sandez para utilizarla políticamente»
@albertopradilla|MADRID|2014/11/04 07:21|Iruzkin 1
1291498_10152729432763516_4367828874706919555_o

¿Cómo ha reaccionado ante la campaña orquestada por la derecha española a cuenta del vídeo?
Me parece grave que lo hayan enfocado al tema de las víctimas. Yo puedo llegar a entender que el PP se ofenda, porque le da un contexto exagerado a la cuestión, pero no que vuelvan a lo de siempre, a decir que me estoy riendo de la víctimas, cuando en ningún momento, ninguno que vea el vídeo va a ver una referencia a las víctimas.

Lo único que hago es parodiar una estética que no tiene por qué ser de un grupo armado en concreto para hablar de otro asunto: busco un contexto distinto para hablar de un asunto que está de actualidad, que me produce un contraste gracioso. A otra persona no le puede parecerlo, pero de ahí a decir que me estoy mofando de las víctimas del terrorismo...

Es una sandez de un nivel bajísimo para utilizarla políticamente.

Parece que hayan querido atacar a Podemos utilizando su programa.
Claro. Si yo no hubiera estado vinculado a Pablo Iglesias de alguna manera esto no hubiera ocurrido. Y la vinculación es que tengo un programa en La Tuerka y que él tiene otro. Ni hubiera sido portada en ‘La Razón’, ni se hubiera comentado en las tertulias de la noche, en la televisión vasca ni hubiese salido hoy la portavoz del PP a hablar sobre él.

Lo que están haciendo es aprovechar que hay un vínculo muy cogido con pinzas entre mi programa y un partido político para darles unas ostias a ellos. De hecho, en Telemadrid han llegado a titular «Podemos equipara a PP y ETA.». Dudo muchísimo que todo este escándalo se hubiera formado si yo el vídeo lo grabo en mi casa y lo cuelgo tranquilamente.

¿Es miembro de Podemos?
No tengo nada que ver con Podemos más que comparto espacio de trabajo con sus portavoces. Ni siquiera dirigen mi programa, mi programa lo dirijo yo mismo.

Resulta curioso que los mismos medios que defendían, con ‘Ocho apellidos vascos’, que «es bueno reírse de uno mismo», hayan salido en tromba contra la parodia.
Cuando ven la oportunidad de utilizar un arma política la van a utilizar. Si hubiera hecho humor con un tema tan grave como el Holocausto, a lo mejor el PP no hubiera reaccionado de la misma manera, porque el rédito político que puede sacar es bastante menor. Pero el asunto de ETA es algo de lo que pueden sacar muchísimo provecho político señalando, acusando y frivolizando. Ellos creen que se puede hacer humor con todo pero solo cuando les conviene y como les conviene.

Desde el PP de la CAV le han exigido disculpas por un vídeo que, en realidad, habla de corrupción. Ellos, sin embargo, todavía no han explicado cómo se pagó la sede de Bilbo, que el juez cree que se financió con dinero negro.
Y la sede de Génova. Mientras no hablen de eso y sí de cómo Pablo Iglesias humilla a las víctimas de ETA van a tener un tiempo en el que no rinden cuentas y están acusando de cosas a un partido que no tiene responsabilidad sobre mis actos. Luego me acusarán a mí de una cosa que han sacado completamente de madre. Lo han llevado a su terreno y le han dado la vuelta. Cuando a Juan Carlos Monedero le han sacado el tema en televisión, él lo que ha dicho es que le pongan el vídeo y que juzgue la gente. Da la sensación de que muy poquitas personas han visto el vídeo para la cantidad que lo está comentando.

Ha hecho mención a la utilización política.
Todo tiene que ver con el provecho que le puedan sacar. Esta gente son parásitos del argumentario fácil, de la consigna fácil y de ponerse del lado de unas víctimas, como si fueran las únicas víctimas que hay en este país de acciones violentas. Tienen el concepto de víctima como marca registrada. Lo sacan a la luz cada vez que pueden y están acorralados con temas delicados. Basta con ver cómo tienen a todos sus voceros, a Herman Tertsch y compañía, hablando de esto y no de uno de los mayores escándalos de corrupción en mucho tiempo.

Tertsch es uno de los tertulianos que se ha dedicado a descalificarle por Twitter en los últimos días.
Me parece increíble que todavía haya medios que le compren piezas a este señor. Especialmente, que sea la televisión pública de Madrid la que le esté pagando 200 pavos el minuto por dar su opinión, probablemente no en las mejores condiciones para hacerlo. No le doy mucha importancia porque él se está definiendo. Es una pena que tengan que hacer este tipo de cosas porque se les nota una desesperación bastante importante.

También es cierto que podía haber sido peor. En Euskal Herria es habitual que esta criminalización puediese haber derivado en una detención. La historia de medios cerrados y periodistas encarcelados es larga y hace unos meses lanzaron una macrorredada contra 21 tuiteros.
No tengo ninguna duda de que esto hubiera sido incluso más grave. No hace falta ser muy inteligente para darse cuenta de que hay un doble rasero a la hora de tratar según qué temas y de dónde venga la gente o qué sonido tenga su apellido. Vivimos en un país en que esto está normalizado. Si me llamase Josu Zubizarreta, la gente hubiese entendido perfectamente que yo estuviese detenido y hubiesen sido muy poquitas las voces a favor de la libertad de expresión.

Ha señalado que está preparando un monólogo para explicar la situación pero que no tiene previsto pedir perdón, tal y como le ha exigido el PP.
Hay quien dice que el humor es una cuestión que no tiene límites. Yo sí creo que los tiene, pero que hay que ponérselos a uno mismo, no a los demás. Si veo un chiste que me ofende... Bueno, para empezar es difícil que me ofenda, y desde luego, no creo que sea quién para decirle a esa persona con lo que tiene o no que bromear. No creo que sea un asunto para pedir disculpas porque no siento que haya hecho nada fuera de lugar. Evidentemente, me decepciona que haya gente a la que haya podido ofender, pero en ningún caso considero que tenga que pedir disculpas.

Desde que Baltasar Garzón ideó el «todo es ETA» que tanto sufrimiento ha generado, el argumento se ha extendido hasta cualquier protesta social en el Estado. Hasta Ada Colau fue criminalizada. ¿Existe un mccarthismo relacionado con el conflicto vasco?
Esa es una parte del problema, que se da cuando hay una persona, como Cristina Cifuentes (delegada del Gobierno español en Madrid), acusando a los movimientos sociales de pertenecer a una organización terrorista y usa la misma argumentación hacia un chiste. Acusan de frivolizar con un asunto serio los que permanentemente lo utilizan para obtener rédito político. Ya tardaban. En el PP llevaban dos semanas sin sacar el tema de ETA, que es para ellos muy recurrente.

Me parece una falta de respeto para un partido que ha tenido tanta gente que ha perdido la vida. Yo, si fuera víctima o familiar, estaría espantado con la facilidad que tiene el PP para vincular a quien sea con este asunto, sin tener ninguna consideración ni por las víctimas ni por gente como yo a la que de repente señalan como «entorno», «vínculo» o «filoetarra».

Recientemente también le han abierto una causa por un tuit.
Hace dos semanas, la Fiscalía de Girona abrió diligencias por un tuit, aunque me enteré por la prensa. No deja de sorprenderme la cantidad de gente que se toma en serio lo que dice un tipo que dice tantos disparates sin sentido como yo.

El otro día me decía mi madre por teléfono: «no te preocupes, cuando se den cuenta de que no dices nada coherente te van a absolver». Es muy básico pero muy real. Cualquiera que vea mi perfil de Twitter y el uso que le doy se puede dar cuenta de que muy pocos de los comentarios que hago son en serio. Y un comentario sobre quemar iglesias con gente dentro, obviamente, no lo hago en serio. Esto es un asunto que un amigo concejal de EU en Palafolls, en la provincia de Barcelona, y el asunto se llevó al pleno municipal por parte del PP asegurando que el concejal estaba a favor de la quema de iglesias porque me había retuiteado.

Quedó en nada pero, un año después y por casualidad, la Fiscalía de Girona nos denuncia tanto a mi como a este compañero. Casualmente, tiene 300 retuits, pero los únicos denunciados somos él y yo.

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK
LOTURAK