Sánchez hace apología del 78 ante sus bases: «La Constitución no fue una concesión»

El presidente español, Pedro Sánchez, parece consciente de que el Régimen del 78 corre algo de riesgo tras la espantada de Juan Carlos de Borbón guiada desde Zarzuela y Moncloa. Ha escrito a las bases del PSOE una carta en la que incide en ello, señalando que la Constitución posfranquista «no fue una concesión».

NAIZ|06/08/2020
Sanchez
Sánchez, con Idoia Mendia en un mitin reciente en Gasteiz. (Jaizki FONTANEDA | FOKU)

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, en una carta dirigida a la militancia del PSOE tres días después de la salida del rey emérito de España, defiende la Monarquía y el «pacto constitucional» al subrayar que «una conducta irregular compromete a su responsable, no a la institución».

Y la monarquía parlamentaria -añade-, dentro de ese Pacto Constitucional, es un elemento más. «Todo el pacto es la Constitución y no se puede trocear y seleccionar a capricho».

«Somos leales a la Constitución; a toda, de principio a fin. Y la defenderemos a las duras y a las maduras», deja claro en la misiva.

Incide en que «no se juzga a las instituciones, sino a las personas» un principio que rige para los agentes sociales, los partidos, gobiernos autonómicos y el gobierno de la nación.

Y en este sentido, afirma que España necesita «instituciones robustas», dotadas «de la fuerza que procede de la ejemplaridad» y subraya que todo responsable público debe rendir cuentas de su conducta «y así sucederá sin excepciones» al referirse a Juan Carlos I, cuyo paradero sigue sin conocerse. Todo apunta en el fondo a un pacto Moncloa-Zarzuela en el que la Casa Real aleja al exmonarca corrupto y quizás el Gobierno desactive la causa judicial vía Fiscalía.

Además, señala Sánchez que el PSOE «se siente plenamente comprometido con el pacto constitucional en todos sus términos y extremos», al asegurar que la Constitución «no fue una cesión ni una concesión» tras la muerte de Franco y advirtiendo a las bases que el peor error que pueden cometer «es regalar a los conservadores la exclusividad del legado constitucional».

En la misiva, donde hace balance de los siete meses de recorrido del Ejecutivo, condicionados por la pandemia del covid-19 y sus graves consecuencias sanitarias, económicas y sociales, Sánchez no hace referencia alguna a Podemos, su socio de gobierno, ni tampoco a la marcha de la coalición.

Únicamente apunta que «este gobierno de coalición progresista se desvivió para salvar vidas, también para salvar empleos y para salvar empresas».

 

RELATED NEWS