05/05/2019

Audi S híbridos con EPC y motor TDI
JOSEBA EIZAGIRRE
0505_motor_audi2

Audi pondrá a la venta este mes de mayo las versiones de media hibridación (mild hybrid) de sus modelos de altas prestaciones S5, S6 y S7, para lo cual ha optado por combinar un motor 3.0 TDI V6 con un compresor accionado eléctricamente (EPC), lo que le permite ganar en eficiencia y en potencia (hasta los 350 caballos). Y todo ello funcionando con un sistema eléctrico principal de 48 voltios.

El compresor eléctrico, que visualmente se asemeja a un turbocompresor convencional, va montado directamente detrás del intercooler, en la trayectoria que sigue el aire de admisión. En la mayoría de los casos, se encuentra desconectado mediante un bypass, pero si la carga demandada desde el acelerador es alta, y la energía disponible en el lado de la turbina del turbocompresor es baja, se cierra esta válvula de derivación, dirigiendo el aire de admisión al EPC, que se encarga de comprimirlo antes de que fluya directamente hacia la cámara de combustión.

Es decir, el EPC funciona siempre que no exista suficiente flujo de gases de escape para que el turbocompresor proporcione la energía necesaria para comprimir el aire de admisión, como puede ser al arrancar o al acelerar a baja carga con el motor girando desde un bajo régimen de revoluciones.

Además de permitir una poderosa capacidad de empuje, al evitar la aparición del efecto turbo-lag, el EPC también es el responsable de la función boost al acelerar, lo que repercute en la destacada capacidad de aceleración y su inmediata respuesta en cualquier situación de conducción.

El resultado es una gran capacidad para acelerar o realizar adelantamientos, al poner a disposición del conductor toda la potencia de forma inmediata cuando lo solicita, mientras en conducción diaria esta tecnología permite mantener un bajo régimen de giro y elimina el retraso de respuesta que puede producirse en un motor con un turbocompresor convencional movido por los gases de escape. Este sistema permite alcanzar una potencia máxima de 255 kW o 347 CV en el S5 (350 CV en los S6 y S7) con una enorme cifra de par, que alcanza los 700 Nm de forma constante entre los 2.500 y 3.100 rpm, mientras el dato de aceleración de cero a cien es de solo 4,8 segundos (5,0 en los S6 y S7).

La combinación del compresor eléctrico con un motor diésel V6 resulta especialmente atractiva para viajes de largo recorrido, ya que a su gran dinamismo añade una elevada eficiencia.

Sistema eléctrico de 48 voltios. Mientras que el EPC se encarga de aumentar el rendimiento, el sistema Mild Hybrid (MHEV) ayuda a mejorar la eficiencia. Así, el sistema MHEV de 48 voltios incorpora un motor eléctrico (BAS) conectado al cigüeñal que hace las funciones de alternador y de motor de arranque, así como una batería de iones de litio con una capacidad de 10 Ah alojada bajo el piso del maletero.

En las fases de deceleración, puede recuperar hasta 8 kW de energía eléctrica, que se almacena en la batería. Cuando el conductor acelera de nuevo, el BAS vuelve a arrancar el motor de forma instantánea. Esta tecnología permite que el sistema start/stop se active desde una velocidad de 22 km/h, lo que supone un ahorro de combustible de hasta 0,4 litros cada cien kilómetros.

El consumo de combustible en ciclo NEDC derivado de los valores WLTP para el S5 es de 6,2 litros, lo que equivale a unas emisiones de CO2 de 161 gr/km, mientras que para el S6 y el S7 es de 7,8 litros a los cien, con unas emisiones de CO2 de 204 g/km.

Por lo que respecta al equipamiento de serie, como en todos las versiones S de Audi, los S5, S6 y S7 montan de serie tracción permanente quattro, dirección progresiva, suspensión deportiva S que incluye damper control con regulación de la dureza de la amortiguación y llantas de entre 18 y 20 pulgadas, así como frenos cerámicos opcionales para el S6 y el S7.

Audi comenzó hace cinco años a utilizar en sus modelos de producción un segundo sistema eléctrico subsidiario de 48 voltios, al considerar que el estado actual de la tecnología ha llevado al límite a los actuales sistemas eléctricos.

Nueva edición de clásicos solidarios en Azkoitia, el próximo 12 de mayo.

Azkoitia acogerá el próximo domingo, día 12 de mayo, la VIII edición del encuentro de vehículos clásicos e históricos organizado por Azkoitiko Klasikoak y Errebuelta Motor Club. Como en anteriores ediciones, esta vez también tendrá un carácter solidario, ya que los organizadores han querido hacer partícipes del evento a entidades como la Fundación Goienetxe y las asociaciones Marea Urdina y Txolarte. Los participantes –se espera que acudan más de 100 coches, 50 motos y varios camiones– se darán cita a las 9.00 en Plaza Berri y a las 11.00 saldrán camino de Urrestilla.

El Salón de Barcelona celebra este año su centenario.

El Salón del Automóvil de Barcelona, que abrirá sus puertas el próximo sábado día 11, celebra este año su centenario, de tal forma que a los stands de los cerca de 40 fabricantes que han confirmado su presencia se añadirá la exposición “100 años del Automóvil”, una muestra con 26 modelos emblemáticos que han marcado este siglo. La muestra está dividida por décadas, y los modelos más antiguos serán los de la década 1910-1920, representados por un Ford T y un Elizalde T48. Los más modernos (década 2000-2010) serán un BMW Z8 y un Bentley Continental GT.

El C5 Aircross y el Range Rover Evoque logran cinco estrellas Euro NCAP.

Los nuevos Citroën C5 Aircross y Range Rover Evoque han recibido la máxima puntuación (cinco estrellas) en la última oleada de los test de seguridad que ha llevado a cabo Euro NCAP. El Citroën recibió cuatro estrellas, pero logra las cinco con el paquete de seguridad opcional Safety+ Pack. En concreto, obtuvo una puntuación del 87% en la categoría de protección de adultos, del 86% en la de niños, así como del 58% en la seguridad de peatones y del 75% en sistemas de asistencia. Por su parte, el Range Rover Evoque logró una calificación del 94% en el área de seguridad para adultos, del 87% en protección infantil y del 72% en lo que se refiere a seguridad de los peatones.