30/06/2019

La nueva ley hipotecaria
BERTA GARCIA

La nueva ley hipotecaria ya está en vigor y será aplicable a los contratos que se hayan firmado a partir del pasado 16 de junio. Quienes hayan contratado créditos hipotecarios antes de esa fecha seguirán manteniendo las mismas condiciones de la ley que estaba vigente entonces. La nueva legislación tiene algunos de estos aspectos positivos:

1.- Impone al banco el pago de los gastos de gestoría, notaría, registro y el impuesto de actos jurídicos documentados; excepto la tasación, que pagará el cliente.

2.- Los hipotecados y los avalistas tienen que recibir asesoramiento gratuito de la notaría.

3.- El banco deberá entregar las condiciones personalizadas con los elementos relevantes del contrato. Se obliga a facilitar la FEIN (Ficha Europea de Información Normalizada) y, además, las entidades deben ofrecer a sus clientes una Ficha de Advertencias Estandarizadas (FiAE) con toda la información relativa a las cláusulas o elementos especialmente sensibles.

4.- Se prohíben las cláusulas abusivas y tampoco el registro de la propiedad puede inscribir las cláusulas declaradas abusivas por el Tribunal Supremo. No existe plazo de prescripción para denunciar lo abusivo de dichas cláusulas.

5.- Amortización anticipada: En una hipoteca variable la comisión máxima puede ser del 0,15 los primeros cinco años. Superado ese plazo no habrá penalización por comisiones. En una hipoteca fija la compensación puede ser de 2% durante diez años y 1,5 durante el resto del plazo.

6.- El banco no puede iniciar un proceso de ejecución sin que haya un mínimo de doce impagos.

7.- Los bancos pueden exigir un seguro del hogar y/o de vida, pero el cliente puede elegir la empresa donde contratarlos.

8.- Se pueden vincular productos que beneficien al cliente.

La ley tiene aspectos negativos porque los intereses de demora son más altos y falta que se establezca el uso de un modelo de contrato de préstamo hipotecario o que se realice un cálculo realista de la TAE. Esta debería incluir todos los gastos que conozca el prestatario.