18/01/2015

TDT
BERTA GARCIA

El Gobierno español aprobó el pasado diciembre la ampliación del plazo máximo para la liberación del dividendo digital mediante un real decreto-ley. De esta manera, las televisiones públicas y privadas pueden ampliar el plazo de simulcast o emisión simultánea de canales de la TDT y así facilitar al ciudadano que adapte su antena colectiva, sin perder canales de televisión mientras completa la adaptación.

Al parecer, esta decisión viene propicida porque una parte significativa de la población aún no ha adaptado su antena colectiva y podría perder transitoriamente algunos canales de la TDT. Según los datos que maneja el Ministerio español de Industria, se estima que las adaptaciones no se completarán hasta finalizar marzo de este nuevo año. E incluso con esta prórroga, no se alcanzará la totalidad de edificios.

A pesar de ello, fuentes del ministerio señalan que una vez pasada la prórroga, la mayor parte de la población (97%) podrá seguir recibiendo la oferta de los principales canales de televisión medidos en términos de audiencia, incluso aquellos ciudadanos que no hubieran podido completar el proceso de adaptación de los sistemas de recepción de sus edificios.

El real decreto-ley mantiene la posibilidad, ya recogida en el plan técnico aprobado en septiembre, de anticipar el cese de emisiones en determinadas zonas fronterizas con otros países comunitarios por motivos de coordinación internacional. De esta manera, se da cumplimiento al mandato comunitario de que el proceso de liberación del dividendo digital en el Estado español no impida la disponibilidad de dicha banda para los servicios de comunicaciones electrónicas que no sean de la difusión en los estados miembros vecinos.

La ciudadanía dispondrá hasta el 30 de junio de 2015 para solicitar las ayudas que ha puesto en marcha el Ejecutivo, que están dotadas con 280 millones de euros, para que las comunidades de propietarios realicen las acciones oportunas.