05/11/2018

El Bilbao Exhibition Center se viste de gala para acoger los MTV EMA

Camila Cabello, Nicki Minaj y Dua Lipa acapararon el palmarés de la gala de los European Music Awards de la MTV, evento en el que la catalana Rosalía dejó un destello de su talento pero no pudo refrendar su protagonismo mediático. La actuación de Janet Jackson sirvió para reconocer su trayectoria.

David GOTXIKOA|BILBO
1105_kul_mtvsariak

Acceder al Bilbao Exhibition Center fue poco menos que una odisea entre interminables controles de seguridad y protocolo. En la organización de esta gala nada queda al albur de la improvisación y el detalle más insignificante está cuidado de forma obsesiva. Un espectacular diseño de escenario made in USA anticipa el espectáculo al que vamos a asistir: una fiesta aparentemente propicia para entronizar a Rosalía como el fenómeno mediático más excitante del momento pero que, en última instancia, reservó para la catalana un protagonismo residual.

La puesta en escena y la interpretación de “Malamente”, acompañada por nada menos que 24 bailarinas, entre otra espectacular parafernalia, fue a la postre su efímero momento de gloria. Rosalía atesora un genio y una voz sensacionales, pero su conversión en fenómeno de consumo masivo e internacional tal vez no tenga el recorrido que muchos publicistas tratan de vendernos a cualquier precio. Todo está yendo demasiado rápido con esta artista como para poder valorarla con suficiente perspectiva. Saltar de Casa Patas a la MTV no está al alcance de cualquiera, pero algunas cosas requieren un tiempo de maduración.

Más afortunadas fueron Camilla Cabello –cuatro galardones–, Nicki Minaj y Dua Lipa, vencedoras de las principales categorías de un palmarés que también reconoció a Marshmello, 5 Seconds of Summer y Panic! After The Disco como mejores artistas de electrónica, rock y género alternativo, respectivamente. Fueron algunos de los momentos más relevantes de una gala que dejó escasas actuaciones para el recuerdo, con la excepción del clásico de Andrea Bocceli “Goodbye”, adaptada de forma peculiar por el trío Jason Derulo/ David Guetta/ Nicki Minaj en clave de reggaetón y R’N’B. El resto, una sucesión de singles con una producción y un sonido tan miméticos que el nombre de sus autores bien podría ser intercambiable. Es el mercado, amigos.