07/02/2019

Los Sixers van a por el «Big Five» con Tobias Harris

Marc Gasol y Anthony Davis son otras de las grandes bazas en la recta final del mercado de traspasos.

Arnaitz GORRITI
0207_kir_harris

Simmons, Reddick, Butler, Embiid... y Tobias Harris, recién traspasado de los Clippers a los Sixers de Philadelphia. Que The Process merecía confianza ya se está viendo, porque la apuesta de la señera franquicia sería un órdago a la grande y en la que solo falta la confirmación. Todo un Big Five para hacerse con el control del Este, de forma que se han liado la manta a la cabeza marcándose el traspaso más agresivo, a falta de que en las horas en las que el mercado de traspasos siga abierto haya operaciones de similar calado.

Después de despedirse de la franquicia angelina sumando 34 puntos, 7 rebotes y 5 asistencias frente a Charlotte, Sixers y Clippers estarían por llegar a un acuerdo para que Tobias Harris, Boban Marjanovic y Mike Scott se marchen de los Clippers a Philadelphia. A cambio jugadores como Landry Shamet, Wilson Chandler, Mike Muscala, la primera ronda de 2020, primera de 2021 vía Miami y dos segundas rondas irían a los Clippers.

De confirmarse esta noticia –que ya es más que un rumor– superaría el salto de Kristaps Porzingis a Dallas de los New York Knicks. En este trueque se han visto envultos Tim Hardaway Jr, Trey Burke y Courtney Lee camino a tierras texanas, para irse a la Gran Manzana una joven promesa como Dennis Smith, dos jugadores que acaban contrato como DeAndre Jordan y Wesley Matthews, y rondas del draft. Eso sí, el Big Euro Three con Porzingis, Nowitzki y Doncic no tiene visos de que se vea. El letón todavía tardará en reponerse de su grave lesión de rodilla y el alemán está inmerso en una suerte de gira de despedida.

¿Las horas contadas?

Todavía quedan horas para que nuevos bombazos puedan hacer zozobrar el cambiante universo NBA, en el que la máxima del negocio por encima de todo hace que la realidad cambie casi a golpe de pestañeo. Así, parece cantada ya la salida de Marc Gasol de Memphis, toda vez que los «ositos» han retirado ya su taquilla y el pívot de Sant Boi recibía una ovación en el reciente triunfo de los Grizzlies frente a Minnesota.

Su destino parece que va a ser Charlotte, después de que se frustrara a útima hora un traspaso con Toronto, en el que el segundo de la saga de los Gasol se hubiera visto envuelto con Conley en lugar de Kyle Lowry y Valanciunas. Los Grizzlies pretendían alguna pieza joven más de la franquicia canadiense, y al final no hubo acuerdo. Los Hornets, en cambio, a falta de saber en qué consistiría el cambio de cromos, sí parecen dispuestos a entrar en el trueque.

Por contra, Anthony Davis sigue lejos de los Lakers, sobre todo cuando Boston ha entrado en la puja, con la esperanza de hacerse con él en junio. Por ahora, los angelinos habrían ofrecido a Lonzo Ball, Kuzma, Ingram, Rondo, Stephenson, Beasley y dos futuras primeras rondas del draft a cambio de Davis. Aquí todos apuestan fuerte.

La peor derrota de la carrera de LeBron

Lo peor de llamarse LeBron James es que todo lo que sucede a su alrededor es mucho más que una anécdota. El de Akron llegó a los 32.000 puntos al sumar 18 ante los Indiana Pacers, siendo el quinto jugador de la historia de la NBA en lograrlo. En cambio, ese partido pasará a ser su peor derrota: 136-94.

Hasta la fecha, LeBron james había padecido dos derrotas por 35 puntos –126-91 en 2017 ante los Warriors; 109-74 en 2007 ante los Pistons–, pero ninguna por más de 40. Sin el lesionado Victor Oladipo, la franquicia de Indianapolis pasó por encima de los Lakers, aunque estos disfrutaran del concurso de LeBron, que jugaba su segundo partido después de superar su lesión.

No obstante, los de Luke Walton parecen en plena caída libre, mirando más a lo que el mercado de traspasos pueda traer y con serios problemas internos entre jugadores y el técnico. Con 27-27, han caído a la décima posición del Oeste.GARA

«SUPEREQUIPOS»


No son cosa nueva los «superequipos», aunque desde que los Warriors rompieran la baraja al añadir a Durant y Cousins a su plantilla, todos buscan imitar el modelo. Los Sixers quieren dar un cambio de ritmo y convertirse en la gran alternativa del Este.