16/08/2019

Estreno contra el campeón

El Athletic estrena temporada contra el dominador de la Liga de los últimos años, un equipo excepcional aunque llega sin Messi.

Iñaki TELLERIA
0816_kir_p024f01

Se suele utilizar el tópico de que en la Liga hay que jugar contra todos con lo que da igual jugar contra los buenos al principio o al final. En este caso, le ha tocado al Althletic dar el banderazo de salida a la competición recibiendo en casa nada menos que al vigente campeón, el Barcelona, gran dominador de la Liga en la última década.

El equipo de Ernesto Valverde llega a Euskal Herria sin Messi, a quien tras la Copa América se le ha complicado el verano en forma de problemas musculares. Tampoco estará el dicharachero Neymar, a quien no terminan de fichar y que está centrando toda la atención del entorno azulgrana, muy por encima del rival rojiblanco de esta noche.

Mejor así para los de Gaizka Garitano, que llegan al debut con una pretemporada aseada en la que el técnico ha tenido margen de tiempo para aplicar sus conceptos futbolísticos, cosa que no pudo hacer a su gusto al hacerse cargo de él en circunstacias excepcionales.

Para este compromiso no se han recuperado a tiempo Iñigo Martínez, un fijo en el centro de la defensa, Iñigo Córdoba, que por lo visto durante el verano parecía que iba a empezar la temporada como titular, e Ibai Gómez. Esto obligará al entrenador a hacer algunos retoques.

En el caso del central de Ondarroa no hay duda de que su baja la cubrirá Unai Núñez, un jugador tan de garantías como los dos titulares, mientras que para las ausencias de la banda se barajan distintas opciones.

Otra posición, especialmente delicada en este caso, en la que Garitano deberá posicionarse es la de portero. Teniendo en cuenta lo visto en pretemporada podrían jugar esta noche tanto Herrerín como Simón. En el caso del primero supone mantener la continuidad y en el del segundo, apostar por el futuro.

Por otra parte, como confirmó la convocatoria ofrecida para el partido de hoy, jugadores como Vesga, Ganea, Kodro o Villalibre no parecen contar con la total confianza del técnico, por lo que es muy posible que tengan que encontrarles otro equipo.

Baja de Leo Messi

En cuanto al rival, la gran noticia, aunque ya se esperaba porque durante toda la semana no ha entrenado ni un solo día con el resto de la plantilla, es la ausencia de Leo Messi, tras no llegar a tiempo en el proceso de recuperación de sus problemas musculares.

La ausencia del argentino siempre es una ventaja para el rival pero, en este caso, facilita también el trabajo a Valverde para elaborar la alineación. De esta forma el entrenador vasco podrá alinear arriba a Luis Suárez, Dembélé y Griezmann –¡casi nada!–, con lo que se evita tener que dejar en el banquillo a uno de jugadores catalogados como ‘estrellas’.

Visita de Heynckes

Por otra parte, entre los aficionados que hoy acudirán a San Mamés no podrá estar Jupp Heynckes. El técnico alemán llegó el miércoles para acudir al funeral de Fernando Ochoa, exgerente del club, y tuvo que marcharse ayer por compromisos familiares. Antes visitó el nuevo campo acompañado por su presidente, José Lertxundi, por su jugador Carlos Gurpegi, además de Iribar y Elosegi.

 

Valverde: «Será un partido complicado para empezar»

El entrenador del Barcelona, Ernesto Valverde, considera que el primer encuentro de Liga ante el Athletic «será un partido complicado para empezar».

Valverde, que ya dirigió al Athletic antes de llegar al club catalán, añadió que sabe «del potencial del Athletic en San Mamés. Ellos han hecho una buena pretemporada. Ejercen mucha presión arriba, tienen entusiasmo y son efectivos. Es difícil superar su primera línea de presión. Son muy solidarios».

Sobre el largo tiempo que se lleva hablando de Neymar, el técnico dijo brevemente: «Estoy al margen. Me centro en el equipo y en los jugadores que tengo. Respeto a los jugadores que están en otros equipos. Ya veremos lo que ocurre. Estoy muy contento con la plantilla que tengo». Aunque también se mostró disgustado porque el mercado de fichajes siga abierto. «Es un inconveniente –añadió–. No es lo lógico. Lo normal es que cuando empiece la Liga, el mercado se pare. No es normal que el mercado esté abierto. Se tendría que tirar con el equipo hasta el primer tramo (mercado de invierno)», manifestó.

También dijo que le parece «increíble lo de la guerra de los horarios. La imagen de Liga y Federación ha quedado tocada. ¿Jugar el viernes? No me importa. Cuendo estaba en el Athletic nos programaron una docena de partidos los lunes». GARA