24/08/2019

chronicle
NACIONES SIN ESTADO Y G7
VIEJAS NACIONES, ESTADOS EMERGENTES

LA ÚLTIMA MESA REDONDA DE LA CONTRACUMBRE DEL G7 LEVANTÓ GRAN EXPECTACIÓN TANTO POR EL TEMA QUE TRATABA COMO POR LOS INTERVINIENTES. REPRESENTANTES DE TRES VIEJAS NACIONES –CATALUNYA, CORSICA Y EUSKAL HERRIA– QUE, A PESAR DE TODAS LAS DIFICULTADES, ESTAN PERFILÁNDOSE YA COMO REPÚBLICAS EMERGENTES EUROPEAS.

Arantxa MANTEROLA
Otegi

La deriva natural del Estado español va a ser autoritaria (...). La izquierda debe unirse en base a unos mínimos

El principal auditorio de Ficoba estaba prácticamente lleno, prueba del interés que concitaron los “Diálogos entre naciones sin Estado”, como describía el programa de la última jornada de la contracumbre del G7, que se clausuró ayer.

El panel de oradores tampoco era habitual. Dos de ellos lo hicieron por videoconferencia: Jean-Guy Talamoni desde Corsica y Marta Rovira, por fuerza mayor, desde Suiza, donde se encuentra exiliada. El único que estaba presente en la sala era Arnaldo Otegi, junto a la periodista de GARA Maite Ubiria, que condujo la charla.

Después de una pequeña introducción del eurodiputado de EH Bildu, Pernando Barrena, que insistió en que «más allá de la solidaridad entre nuestras naciones, nos necesitamos mutuamente para construir nuestros respectivos estados ya que el camino que transite cada cual influirá, sin duda alguna, en los otros», los tres políticos fueron invitados a realizar una breve exposición.

Lo hicieron, como se lo pidió la moderadora, desde la perspectiva de conjugar las nociones de nación con la justicia social o, dicho de otro modo, de cómo desde la soberanía se puede aportar a la construcción de un mundo mejor.

Los tres invitados realizaron una primera intervención para situar al público sobre el panorama en el que se encuentran sus respectivas naciones. Desde las realidades diferentes de cada cual, todos ellos coincidieron en que no conciben un país libre políticamente si esa libertad no se declina en una respuesta progresista a los problemas que afectan a la ciudadanía como las desigualdades, los riesgos de pobreza y, más globalmente, también a aquellos que están poniendo en serio peligro al propio planeta.

Nuevos modos de actuar

Talamoni, que por otras obligaciones no pudo quedarse hasta el final del debate, describió algunas de las líneas de actuación del Gobierno corso del que forma parte desde que su coalición ganara las elecciones, como la de apostar por abrir el diálogo con los “chalecos amarillos”, «algo inédito que no ha hecho ningún otro electo del Estado y que nos ha permitido afrontar esta crisis de manera más positiva». Antes de despedirse con el brazo en alto y lanzando un «forza!» como saludo, dejó claro que, aunque «con muchas limitaciones y pocas competencias» y a pesar de que las relaciones con París están bloqueadas, seguirán trabajando para conseguir una Corsica libre.

Preguntados por cómo pueden hacerse realidad sus proyectos en el actual marco europeo, Marta Rovira abogó por «convertirlo en una ventana de oportunidad»: «La correlación de fuerzas de la actual Europa no nos es favorable. Sabemos que no hace frente a los retos sociales y humanitarios, y que fortalece a los estados y al conservadurismo. (...) Sin embargo, ahora más que nunca es necesario innovar, que los pueblos que reclamamos el derecho a decidir y más democracia construyamos una red y abramos esa ventana en Europa».

En respuesta a otra cuestión planteada durante el debate, Arnaldo Otegi puso el acento en la necesidad de unión de la izquierda: «Es evidente que la prioridad hoy en día es parar la ola autoritaria y de extrema derecha que también está alcanzando al Estado español. Las izquierdas debemos sumar fuerzas, aliarnos en un programa de mínimos para hacer frente a esa ola. (...) Con la que nos viene encima, hay que lograr las alianzas más amplias posibles y discutir menos entre nosotros».

El dirigente abertzale insistió en que, «aunque Euskal Herria es un pueblo pequeño, tenemos una hoja de ruta para el futuro, un proyecto que se corresponde con los valores predominantes en nuestra sociedad (...). Tenemos que seducir y convencer a la gente de que tenemos un proyecto de liberación nacional y social para nuestro país».

Coincidiendo con la política catalana, Otegi subrayó que es necesario «recuperar el control de nuestras vidas y decidir libre y democráticamente cuáles son las estructuras políticas, sociales y económicas que queremos».

 

Declaraciones

«Trabajamos por un modelo de país justo y sostenible, o sea, a contracorriente de lo que hacen la mayoría de los estados, incluido el francés»

JEAN-GUY TALAMONi

Corsica Libera

«El Estado español es inmovilista, irreformable y oligopólico. En Catalunya la gente se ha dado cuenta de que no es útil para la ciudadanía»

MARTA ROVIRA

ERC

«Tenemos que construir un país que se parezca más a la gente y a sus valores que a las direcciones de determinados partidos políticos»

Arnaldo OTEGI

EH Bildu