18/09/2019

FERMIN MUGURUZA
MÚSICO Y DIRECTOR

Este fin de semana con GARA, y desde ya en NAIZ Denda, comienza la distribución en DVD del film de animación “Black is Beltza”. Hablamos con el artífice de este artefacto transmedia que ha cobrado vida propia y cuyo autor ya barrunta una futura secuela.

«La gente vive la película desde su propia experiencia vital»
Ion T. BARRENA|IRUN
0918_eg_fermin
Argazkiak: Jon URBE / FOKU

La muerte de su hermano Iñigo ha pillado a Fermin Muguruza a caballo entre México, Suiza y Chile. Tras la primera parada obligada en el duelo (ver despiece) vamos entrando en la promoción de su artefacto multidisciplinar “Black is Beltza”, un DVD completo que se distribuye este fin de semana con GARA y ya está disponible en NAIZ Denda.

Al recordar el largo recorrido que lleva este proyecto a sus espaldas Muguruza lanza lugares y momentos de manera atropellada: Colombia, Japón, la Alhondiga de Bilbo, Guadalajara, Monterey, Albuquerque, Buenos Aires, Argelia, Taiwan...

En la gira, al igual que en la propia “Black is Beltza”, confluyen múltiples disciplinas. Mucha creación, expresión, música, cine, lucha... ¿Qué queda en los lugares que han visitado del mundo que dibuja “Black is Beltza”?

Cada persona vive la película a su manera. Con el film comenzamos en los Estados Unidos, en Harlem, luego vamos a Cuba, Che Guevara, Black Panthers, Vietnam, el movimiento de liberación de Quebec, Argelia, Yugoslavia... Vamos viendo muchas cosas, sin profundizar demasiado porque es una película de acción, espionaje, guerra fría, persecuciones...

La gente siempre se queda con algo tras ver la película. En Albuquerque, por ejemplo, había negros que participaban del movimiento Black Lives Matter y muchísimos latinos preocupados por el muro que pretenden construir entre los Estados Unidos y México. La película les tocaba la fibra, aquella época del 65-67 es muy cercana y muchos adultos nos contaban historias de aquella época. En el Estado francés salía el tema de los chalecos amarillos, en México la impotencia que sienten ante la violencia, en Colombia estuvimos en pleno proceso de paz y la gente estaba muy preocupada porque estaban matando a guerrilleros y en Catalunya salía el tema del 1-O. La gente siempre liga la película con la experiencia que está viviendo en primera persona.

La película termina con Mikel Laboa [Spoiler: en la cinta vemos a dos amigos que tratan de pasar la muga, al final sabemos que la mercancía que llevan escondida son discos del cantautor donostiarra], ahí podemos ver el esfuerzo que hicieron algunos para que no desapareciera el euskara, un trabajo cultural imprescindible. En todas las revoluciones la cultura está en la primera línea y la cinta también pretende ser una reivindicación, qué importante es la tarea de los creadores culturales para el relato.

Ahora parece que casi todo versa sobre «el relato», esta película puede ser una aportación importante...

Eso era lo que yo quería. Recuerdo cuando trabajaba en “Egin irratia” cómo me decía el director Jabier Salutregi que en Euskal Herria cada generación tenía su propia revolución: «Txillardegi la independencia de Argelia, yo la de Cuba y tú, Fermin, la revolución sandinista». Si te fijas en las características de cada revolución estamos atravesados por ellas.

Mucha gente ha olvidado la revolución de Argelia, qué apoyo nos brindaron a cambio de nada. En un momento de la película aparece el siguiente diálogo, localizado en Argel: «¿qué hacen aquí los vascos?», «aprender», «qué, ¿árabe?», «sí, y algo más».

Sobre el relato ahora nos viene un bombardeo impresionante. Llega la serie “Patria”, la otra sobre Melitón Manzanas y Txabi Etxebarrieta [“La línea invisible”]. En la película nosotros lanzamos algunas pistas que pueden servir para el relato, cuando el protagonista Manex llega a Madrid hablamos del “ascenso de Carrero Blanco”, hablamos de Melitón Manzanas...

Son pistas. Con el caso de Laboa queremos subrayar que la gente era capaz de poner en riesgo su vida para traer unos discos. Recuerdo cómo escuchábamos los discos de Mikel Laboa en casa. ¡Qué emoción! Yo no entendía nada, porque no sabía euskara, pero sentíamos algo, magia, y también era una acción de rebeldía, porque estábamos haciendo algo que nos habían prohibido. En un momento de la película aparece eso mismo [el del paso de la muga mencionado antes], el espectador cree que llevan unas armas de la leche, y es así, porque esos discos son unas armas impresionantes para hacer cualquier revolución.

¿Cómo ha ido la distribución de la película hasta ahora?

Me he encontrado con mucho miedo a la hora de distribuir la película, “si pueden ir contra el cine por poner una película de Muguruza en la cartelera, mejor no arriesgarse”. Esta es la presión existente, miedo a la contra-campaña que les harán. Con “Black is Beltza” destacaría dos ataques graves. El primero cuando Antonio Garate, de TVE, tuvo que pedir perdón por entrevistarme, por las presiones ejercidas por la AVT y el PP; por lo tanto, ¿quién se atreverá a darme voz en medios como ese? Y en Granada, en el festival Cinespejo de Las Gabias. Ciudadanos trató de que yo no fuera a presentar la película. No lo lograron y entonces trataron de reventar todo el festival. No lo consiguieron, pero tuvimos que sufrir mucha tensión el día de la presentación. Al final, logramos un gran éxito ya que 600 personas llenaron la sala de la inauguración para ver “Black is Beltza”. Pero, en otros festivales se lo pensaran dos veces antes de invitarme.

Bueno, cuéntenos qué encontraremos en el DVD que ahora distribuye GARA.

Aunque el CD se vende cada vez menos, yo creo que tener este objeto es importante. En el DVD encontrarán la película con subtítulos en euskara, castellano, francés e inglés. También encontrarán el documental “Beltza naiz” que repasa todo el trayecto de este proyecto y sus protagonistas. Además de ello, añadimos los extras. Bueno, esto ya sí es un spoiler total por lo que recomiendo no verlos hasta haber visto la película. Hemos añadido varias piezas en las que cuento una historia especial sobre Melitón Manzanas, que era de Irun, la buena relación que hemos tenido con la comparsa de gigantes de Iruñea; la presentación en los Golem fue impresionante, con Asiron, los txistularis, los gigantes negros... y mil cosas más. En los extras el espectador encontrará cosas muy interesantes para seguir una película de este tipo.

¿Finaliza así “Black is Beltza” su andadura?

Me lo ha preguntado mucha gente y les he respondido que no lo sé, por el momento necesito un descanso y, además, los tiempos de la animación son muy diferentes. Es decir, si quisiera meterme en otro proyecto de animación debería plantearme un proyecto que vería la luz dentro de cuatro años. Pero en esta entrevista puedo avanzar que me gustaría que “Black is Beltza” tenga una continuación, hacer otra cinta de animación, pero el protagonista ya no sería Manex, sino la hija que tiene con Amanda, Ainhoa, que vuelve de Cuba a Euskal Herria con 21 años; es decir, en 1988. 

Fermin eta Iñigo Muguruzak azken aldiz elkarrekin jo zutenekoa

Fermin Muguruzarekin izan berri gara 'Black is beltza' filma NAIZ eta GARArekin banatuko denaren aitzakian. Iñigo anaiaren heriotza izan berri, jasotako elkartasun mezuak eskertu nahi izan ditu artista irundarrak. Bi anaiek elkarrekin jotako azken kontzertuak ditu gogoan orain. Audio-erreportaje honetan jaso ditugu bere hitzak.

Loading player...

El último bolo de Fermin e Iñigo Muguruza

“Pressure Drop”, de Toots and The Maytals, es lo que suena en el despertador de Fermin Muguruza. Joxe Ripiau la versionó en “Presaka”, Fermin colaboró con su hermano en las voces, «todo me lleva a Iñigo».

«Me alegra poder agradecer mediante esta entrevista la oleada de amor que hemos recibido. No he podido responder a todo el mundo, ha sido increíble, muy emocionante... Hemos podido comprobar el apoyo que tenemos por parte de este pueblo y quisiera subrayar ese orgullo, qué fuerza tiene este pueblo en casos como este, qué enraizada está la labor que realizamos. Ahora toca seguir, ha merecido la pena, por lo que seguiré trabajando».

Son días de muchísimos recuerdos y Muguruza subraya las últimas ocasiones en las que compartió escenario con Iñigo. 2015, homenaje póstumo en Ordizia a Amaia Apaolaza, manager de Fermin. «A Iñigo ya le habían diagnosticado la esclerosis múltiple y venía muy tocado pero subimos al escenario Mikel Anestesia, Kaki Arkarazo, Mikel Abrego, Iñigo y yo mismo para tocar “Sarri Sarri” y “Gora Herria” junto a Esne Beltza».

La imagen se repetiría dos años después, Fermin fue galardonado con el Adarra Saria y los componentes de Negu Gorriak subieron al escenario, en este caso acompañados por la big band catalana Michaela Chalmeta. El compromiso era ofrecer un concierto “de vuelta” en Catalunya y lo hicieron en el Grec festival. «Le dije a Iñigo si quería venir, que sería impresionante. A los pocos días me mandó una foto en la que se veía la camiseta con la imagen de Ho Chi Minh que había preparado para el Adarra junto a un billete de viaje, ‘jo, ¿entonces te apuntas?’, ‘sí, consigue un ampli y una guitarra y ahí estaré’. Tocamos “Gora Herria” y “Sarri Sarri”, al final hubo una invasión del escenario, yo me fui para adelante con el público y él se puso en el centro con su guitarra, es una fotografía espectacular. Ahí esta él, de espaldas pero en el centro. Es la imagen que utilizamos para la esquela en GARA, y escrito, “Paradisu Zineman ikusiko gara, maitia, maitia...”. .I.T.

SECUELA DE BLACK IS BELTZA


«Me gustaría que tenga una continuación, pero en este caso el protagonista no sería Manex, sino la hija que tiene con Amanda, Ainhoa, que vuelve a Euskal Herria con 21 años, en 1988»

MIEDO EN LA DISTRIBUCIÓN


«Me he encontrado con mucho miedo a la hora de distribuir la cinta, ‘si pueden ir contra el cine por poner la película de Muguruza, mejor no arriesgarse’. Esta es la presión que existe»

‘EL RELATO’


«La tarea de los creadores culturales en el relato es importantísima. En la película tratamos de dar algunas pistas»