13/02/2020

La Real prolonga el duelo

Las donostiarras no podrán defender el título. Tras saldar los 120 minutos sin goles, el Madrid se impuso en la tanda de penaltis.

Amaia U. LASAGABASTER
0213_kir_futfem

REAL SOCIEDAD 0

MADRID 0


Obligada por un calendario que no ofrecía descanso, la Real tuvo que recortar las fases del duelo y recomponerse para comenzar la defensa del título de Copa. Lo hizo hasta el punto que, pese al desgaste físico y emocional que ha supuesto la Supercopa, fue de menos a más en una eliminatoria que superó los 120 minutos de duración. Pero acabó recibiendo otro golpe, diferente pero tan doloroso como el del domingo, que le obliga a recomenzar el proceso. De nuevo sin tiempo, con el derbi liguero ante el Athletic a la vuelta de la esquina, y en apariencia con un reto aún más complicado.

Y es que a las donostiarras, en buena medida, se les ha venido abajo la temporad en apenas cuatro días. De volver a asaltar los cielos hace nueve días con su convincente victoria ante el Levante, a caer en una final en la que se impuso la lógica pero de una manera que nadie hubiera podido, ni querido, imaginar, para acabar con el que era su gran objetivo del curso. La competición que tantas alegrías deparó el año pasado, las más intensas desde que el equipo, recién creado, llegara a Primera, y que arrancaba con un sorteo aparantemente benévolo: primera eliminatoria en casa y ante un rival, pese a su trayectoria al alza, de la zona-media baja y al que se había goleado hace escasas semanas. Pero, pese a haber hecho lo más difícil, levantar la cabeza y ofrecerse para otro esfuerzo extenuante, la ilusión se esfumó. Queda la Liga, sí, pero con el título decidido y la pelea por la segunda plaza de Champions reducida a un mano a mano entre Atlético y Levante, los objetivos tienen poco que ver con la fotografía de la capitana alzando un trofeo.

Habrá que confiar, en cualquier caso, en la capacidad de recuperación de las txuriurdines. Confianza que, si pudiera caber alguna duda, acabaron de ganarse ayer. Gonzalo Arconada refrescó el once con la entrada de Adriana, Claudia Blanco, Maddi, Manu, Eizagirre y, ya de vuelta del Preolímpico, Palacios y, aunque la Real dominó territorialmente el primer tiempo, su juego fue bastante discreto. Los mayores sobresaltos se repartieron, con sendos remates a la madera de Geyse nada más empezar y de Leire Baños al filo del descanso.

La banda derecha cambió en el descanso con la entrada de Lucía y Cardona y, consecuencia de ello o no, la Real fue mejorando. O quizá sería más exacto decir que generó más peligro –los remates de Eizagirre y Nahikari, los centros de Cardona, otro intento de Leire Baños...– pero también lo vio aumentado en su propia área, sobre todo con una Geyse que volvió loca a la zaga local y saturó de trabajo a Adriana. Y que fue objeto de dos penaltis: uno, más dudoso, de Mendoza, a punto de acabar el tiempo reglamentario; y otro, más claro, de Adriana, en el primer tiempo de la prórroga.

Por suerte, la colegiada no los vio, aunque al final no importara. Porque la Real aguantó los 120 minutos, lo que parecía más difícil, pero la fortuna no quiso recompensárselo en la tanda de penaltis. Poza detuvo el primer lanzamiento de Leire Baños y tocó lo justo el de Palacios, mientras Mendoza y Tejada acertaban. Insuficiente frente al pleno del Madrid, que ni siquiera tuvo que lanzar el quinto.

Sólo un campeón en el bombo del sorteo que se celebra mañana

La eliminatoria de octavos se ha saldado con tres prórrogas, dos tandas de penaltis, una goleada escandalosa y seis campeones del torneo eliminados. De hecho, sólo queda uno en liza, el Barcelona. O dos, teniendo en cuenta que el Karbo, antecesor del Deportivo, ganó las tres primeras ediciones. Pero desde el propio club gallego se refieren a esta como su primera participación, así que no habrá que discutírselo.

A las victorias del miércoles de Athletic, Deportivo, EDF, Tacón y Sevilla –que dejaron fuera a UDG, Valencia, Espanyol, Rayo y Levante–, ayer se unieron las de Barcelona y, las más sorprendentes, Betis y Madrid. Las culés se impusieron al Sporting (0-4), mientras las otras dos eliminatorias se solventaban en la tanda de penaltis, después de que en ambas se consumieran los 120 minutos sin goles. En Zubieta, el más acertado fue el Madrid (2-4), que se llevó el billete a cuartos. El Atlético cayó por idéntico resultado ante el Betis. Las verdiblancas, en puestos de descenso en Liga, aguantaron el resultado inicial hasta los penaltis, en los que tuvieron mejor puntería (4-2). Incluso les sobró el último lanzamiento, después de que el Atlético fallara los dos primeros.

El sorteo, puro, de cuartos se celebra mañana en Madrid (12.00).A.U.L.