22/03/2020

El campeón previsible

El Melbourne City celebra su cuarto título en cinco años tras derrotar al Sidney en la final de la W-League,que era la única competición femenina que seguía en marcha. La final se disputó a puerta cerrada.

Amaia U. LASAGABASTER
0322_kir_futfem

Un gol de la capitana Steph Catley al cuarto de hora de partido sentenció al Sidney y la final de la W-League, coronando al Melbourne City por cuarta ocasión. Un desenlace lógico en un escenario anormal: el último partido de la temporada en Australia fue también el último hasta que se reanuden las competiciones, detenidas en el resto del mundo, y el único de la W-League que se ha disputado a puerta cerrada. Incluso las ceremonias se vieron afectadas: las jugadoras, que se saludaron con el ya habitual choque de codos, tuvieron que recoger las medallas de una mesa, sin que nadie se las colgara al cuello.

Si esa foto quedará para el (mal) recuerdo, el Campeonato quedará para la historia. Que es espectacular en el caso del Melbourne City, un equipo que ha sabido sacarle partido al talonario. La sección femenina del club –Markel Susaeta juega en el equipo de la A League– nació en 2015 con un proyecto sumamente ambicioso. Incluso Lisa De Vanna se vistió la camiseta azul en aquella primera temporada, que acabó con récord: pleno de victorias para el City, que arrasó en la Liga regular para hacerse después con el título en el play-off tras derrotar a Brisbane Roar y, como ahora, Sydney FC. Los dos años posteriores le fueron peor... relativamente. En ambos acabó la temporada en el último puesto de acceso al play-off pero acabó ganándolo, para alcanzar los tres títulos.

No tuvo tanta suerte la temporada pasada. El Perth Glory de Sam Kerr –bien que le ha echado de menos esta temporada– le adelantó en la pelea por la cuarta plaza y las azules tuvieron que seguir los play-offs, y la celebración del título del Sydney que les igualaba con tres triunfos, por televisión.

El City no ha querido disgustos este año y ha tirado la casa por la ventana. Ha fichado a Emily Van Egmond y Milica Mijatovic (una docena de goles entre ambas), ha repetido las cesiones de Lydia Williams o Steph Catley (ambas del Reign) y además se ha hecho con las de Ellie Carpenter (Thorns) o Claire Emslie (Pride), mientras algunos de sus rivales se debilitaban al decidir varias futbolistas probar suerte en Europa. El resultado ha sido claro. El equipo de Rado Vidosic –en el que, contra todo pronóstico tras el fiasco de la temporada pasada, volvió a confiar el club– se ha mostrado intratable durante toda la campaña: único imbatido, sólo ha cedido un empate, curiosamente ante el colista Newcastle Jets, y ha acabado la Liga regular con once puntos de ventaja sobre el Victory. Western Sydney Wanderers y Sydney han sufrido ahora su poderío en el play-off.

El Olympique mantiene su liderato europeo

El Olympique de Lyon sigue siendo el mejor equipo de Europa. Y probablemente también del mundo pero el último ranking que se ha actualizado es el de la UEFA, que lidera el equipo francés por quinto año consecutivo, con una amplia distancia sobre el Wolfsburgo. Tras su final de Champions, el Barcelona sube a la tercera plaza. El Athletic es el 31º.

El EDF traspasa a Nemen al Steel Red Angels

El fútbol para pero el mercado no. El EDF Logroño, rival del Athletic en la, todavía sin fecha, semifinal de Copa ha traspasado a la brasileña Nemen al Hyundai Steel Red Angels, ganador de la WK League en las siete últimas ediciones. Allí se encontrará con Eli del Estal, que en febrero rescindió su contrato con el Espanyol para fichar por el campeón surcoreano.

El Congreso de Liderazgo será en octubre

El II Congreso de Liderazgo de la mujer en el fúbol, que iba a celebrarse en Bilbo la próxima semana, se ha trasladado al 15 y 16 de octubre. En el evento tomarán parte numerosas personalidades, entre las que destacan la responsabe de fútbol femenino de la FIFA Sarai Bareman o la Secretaria General de la Federación francesa y exfutbolista Laura Georges.