11/03/2015

Reportage
OSASUNA
Osasuna sobrevive un día más a la tormenta perfecta

La tormenta perfecta sigue sobre Osasuna. En el ámbito judicial, seis nuevas imputaciones que incluyen al actual director financiero. En el mediático, nuevas sospechas de amaño, ahora en el Osasuna-Sevilla de 2013. En el económico, el anuncio de un fuerte recorte salarial a la plantilla no deportiva. En el institucional, la sombra del vacío de poder si la LFP no acepta que la directiva no avale. Y a todo esto, el sábado partido en el Sadar.

Ramón SOLA
P033_f02

Las noticias que genera Osasuna en un día como ayer, todas negativas, obligan a ordenar y agrupar los elementos casi a modo de agenda. 24 horas más de agonía en un club de fútbol en el que la actualidad deportiva ya es el factor más secundario de todos. Más incluso que el partido del sábado inquieta la Asamblea de mañana, pero vayamos por partes...

Seis imputaciones más

El juez Otamendi no para. En las últimas horas ha tomado declaración e imputado a seis personas más: los dos agentes immobiliarios en los que se pierde la pista de 900.000 euros, José Manuel Purroy, Sancho Bandrés, José Gómez (señalado directamente por el exgerente Ángel Vizcay como ejecutor de amaños) y Tomás López. La decision más preocupante para el club es esta última, ya que López es director financiero ahora, con lo que a la patata caliente del director de la Fundación, Diego Maquirriain, se suma esta.

Son ya diez los imputados. Se sabe que han declarado también otros exdirigentes como José Luis Roldán y Manolo Ganuza, pero quedan en condición de testigos.

La directiva, en manos de la LFP

A corto plazo, la mayor amenaza para el club es la posible dimisión de la Junta Directiva de Luis Sabalza. Tiene una razón poderosa: la LFP no le garantiza de momento que el aval de 1,75 millones de euros que debe depositar no será interceptado en un proceso judicial en concepto de responsabilidad civil si el club acaba imputado en el caso, lo que parece bastante posible. Los directivos están dispuestos a arriesgar su patrimonio por su gestión, pero no a pagar el pato de los desmanes anteriores. La LFP lo sabe y está valorando la situación. De momento el aval no se ha presentado. La Junta apurará los plazos, pero se declara muy molesta por que todo esto se haya filtrado a los medios.

La Asamblea de mañana

La Junta somete mañana la situación a la valoración de los compromisarios, en una Asamblea que empezará a las 20.00. La reunión supone una auténtica bomba de relojería porque se trata también de la primera ocasión en que los socios cualificados podrán expresar su opinión. Las reuniones del año pasado ya resultaron muy tensas y rayando el enfrentamiento físico. Habrá que ver si existe algún reproche a la dirección actual y qué tono coge la exigencia de responsabilidades a los mandatarios anteriores y al Gobierno navarro que ha permitido todo esto.

Tampoco es descartable que se abra un debate público sobre hasta qué punto merece la pena esforzarse por sostener un proyecto herido de muerte tras la confesión de Vizcay. ``Diario de Navarra'' indicaba ayer que se han comenzado a valorar alternativas como desgajar el equipo «promesas» (ahora en Tercera División) con vistas a una eventual refundación, aunque se antoja casi imposible tras los cambios legales de 2012 y el precedente del Salamanca.

¿También el Osasuna-Sevilla?

La sicosis provocada por la confusa declaración de Vizcay hace que la lupa esté ya sobre todos los partidos jugados por Osasuna y sus rivales en finales de temporada. Y más aún cuando las salidas de dinero de las cuentas no cuadran con los amaños, porque son mucho mayores (3,7 frente a 1,5 de pagos confesados por el exgerente) y porque es evidente que algunos de esos supuestos sobornos no se materializaron. Así, ahora el juez investiga si se compró igualmente el Osasuna-Sevilla con que los rojillos se salvaron hace dos años (el 2-1 con remontada a partir de golazo de Puñal por la escuadra).

Entre tanto, algunas de las «confesiones» misteriosas de Vizcay siguen sin sentido alguno. El jugador del Valladolid Álvaro Rubio explicaba ayer que no tenía sentido que les pagaran dinero por ganar al Deportivo en la 2012-13, ya que los pucelanos se estaban jugando también el descenso. Y el rojillo Oier Sanjurjo negaba tajantemente que Patxi Puñal saliera del hotel de Barcelona para comprar el partido del Espanyol: «Yo estaba en su misma habitación aquella noche, así que más claro, agua».

Recortes salariales

En este contexto tan convulso, la nueva directiva ha metido además el cuchillo de los recortes en la plantilla no deportiva del club (unos 50 trabajadores), algo que estaba pendiente desde el descenso a Segunda. El comité de empresa había hecho una propuesta de acuerdo, pero la dirección ve preciso un ajuste mucho más duro, que incluye la reducción de hasta el 45% en algunos salarios.

A la espera de cómo responden los trabajadores a esta situación, queda la duda paralela de si los jugadores están cobrando sus sueldos. En los últimos años, los impagos en Osasuna han sido constantes, aunque solo se supo después. Además, el presupuesto para este año contemplaba ventas de jugadores en invierno que no se han producido por falta de ofertas. Solo salió De las Cuevas a Italia, gratis, para aligerar la nómina.

Y el sábado, dos partidos

Solamente el equipo podría aliviar un tanto toda esta presión ganando el sábado al Alcorcón, pero lleva cinco partidos seguidos perdiendo y acusando terriblemente lo que ocurre fuera. El nuevo entrenador, Josema Mateo, habló ayer con los capitanes para buscar soluciones y recupera a tres hombres: Vujadinovic, Javi Flaño y Merino.

Pero a partir de las 16.00 habrá también otro «partido»; el que se jugará en la grada. La directiva de Osasuna intenta revitalizar la afición, muy crítica en el último partido contra el Lugo, con ofertas como entradas para socios a precio reducido (15 euros) o posibilidad de entrar en el vestuario a dejar mensajes de ánimo, dentro de la campaña #yosoyrojillo #nigorritxoanaiz. Pero parece demasiado poco para tamaño desencanto.