Zelai Nikolas: «Hay que reflexionar en la aportación ciudadana a este nuevo ciclo»

Gure Esku Dago valora de forma muy positiva la cadena humana llevada a cabo este domingo entre Durango e Iruñea con la participación de más de 150.000 personas. «Ayer logramos la foto de un pueblo en marcha», ha señalado la portavoz de la dinámica Zelai Nikolas quien, de cara al futuro, ha apostado por «reflexionar bien cómo será la aportación de los ciudadanos al nuevo ciclo que se abre en Euskal Herria».

@arianekamio|Donostia|09/06/2014|0 comentarios
Fku_lj_0002221
Esta imagen se repitió a lo largo de los 123 kilómetros que separan Durango e Iruñea. (Luis JAUREGIALTZO/ARGAZKI PRESS)

Más de 2.500 voluntarios y cerca de 160 comisiones locales han trabajado a lo largo de todo el año para que la cadena humana celebrada este domingo entre Durango e Iruñea fuera fiel reflejo del deseo de un pueblo de poder decidir libremente su futuro. La portavoz de Gure Esku Dago Zelai Nikolas ha mostrado en una entrevista en Infozazpi Irratia su satisfacción con el resultado obtenido. «Logramos una fotografía de un país con ilusión, ganas, confianza y determinación para querer decidir, un pueblo que cree en la democracia y que quiere las consecuencias propias de la democracia», ha señalado.

Considera que la cita de este domingo «marcará un antes y un después» en la historia de este país, ya que las personas que participaron en la cadena humana «se sintieron miembro de un pueblo. Ayer vimos a un pueblo en marcha y con la actitud de tomar las riendas de su propio futuro».

Ha señalado que a lo largo de los años se han creado «climas de tensión y miedo» en torno al concepto del derecho a decidir, y ha abogado por «poner vías de solución». «La sociedad quiere tomar la palabra, poder decidir y eso es parte de ser mayor de edad e incluso poder equivocarte en el camino», ha enfatizado.

Nikolas ha recordado que el derecho a decidir corresponde a todos los ciudadanos vascos, sea cual sea su ideología, y es por ello que ha solicitado optar por actitudes que aporten a la dinámica y «si hay algún problema, darle soluciones, y sentirnos como pueblo, como ayer nos sentimos parte de Euskal Herria».

En ese sentido, se ha referido a las ya anunciadas asambleas que celebrará Gure Esku Dago el próximo otoño y ha abogado por «reflexionar bien cómo será la aportación de los ciudadanos al nuevo ciclo que se abre en Euskal Herria». «Todas las reflexiones hay que hacerlas con la gente que ha estado participando y que a partir de ahora se quiera sumar a esta dinámica –ha dicho–, con decisiones que vienen de abajo a arriba». «Gure Esku Dago tiene ya una red importante de personas y ahora nos toca escuchar y conocernos mejor», ha sentenciado.

También hecho referencia al Gobierno español, y en concreto, al delegado del Ejecutivo en la CAV, Carlos Urquijo, quien afirmaba hace unos días que la cadena humana serviría únicamente para generar «frustración». La portavoz ha señalado que «no podemos seguir negando las cosas y estar mirando hacia otro lado», y ha criticado que «la frustración se genera cuando hay falta de voluntad para solucionar los problemas».

Desde la diáspora, en lugares como Boise, Nueva York, California o Sidney se sumaron también a la cadena humana, así como los «castellers» de Catalunya que se acercaron a Euskal Herria. «Lo que ocurre en Catalunya va a tener incidencia aquí y viceversa», ha dicho, para concluir que «tendremos que tener nuestras complicidades y seguir en esa vía de colaboración».

NOTICIAS RELACIONADAS