EH Bildu plantea que la ley de muerte digna recoja el suicidio asistido o la eutanasia

EH Bildu confía en que el Parlamento de Gasteiz pueda aprobar en esta legislatura, que finaliza el próximo otoño, una ley de muerte digna que incluya el reconocimiento del derecho al suicidio asistido o a la eutanasia.

NAIZ|GASTEIZ|17/02/2016|5 comentarios
Cbafdykwwaasnlo
Los parlamentarios de EH Bildu Xabier Isasi y Rebeka Ubera. (@ehbildu_legebil)

Los parlamentarios de la coalición abertzale Xabier Isasi y Rebeka Ubera han comparecido ante los medios de comunicación en la Cámara de Gasteoz para explicar su posición de cara al próximo debate de las enmiendas a la proposición de ley de «Garantía de los derechos y de la dignidad de las personas en el proceso final de su vida».

A esta iniciativa legislativa los grupos han presentado cerca de 400 enmiendas que deberán ser debatidas en una ponencia que está pendiente de constitución.

El objetivo del grupo proponente es, según ha explicado Isasi, que esta ley se apruebe este año, antes de que concluya la legislatura.

El propio EH Bildu ha presentado a su texto original 75 enmiendas, entre ellas una que contempla que los enfermos, «previo asesoramiento médico y en función de su situación y decisión», puedan optar por alternativas terapéuticas como la «sedación terminal, el suicidio asistido o la eutanasia, a fin de garantizar el final de su dolor y sufrimiento, así como una muerte digna».

Isasi ha explicado que el objetivo de esta ley es que la «última palabra sea de las personas afectadas», de los enfermos, y que no haya una «subordinación» a los profesionales sociosanitarios ni «tutelas de partidos, grupos de presión ni profesionales», incluso que no haya una subordinación legal.

Capacidad legislativa

En este sentido, EH Bildu considera que pese a que recoger la eutanasia en la ley de la CAV chocaría con el actual Código Penal, el Parlamento de Gasteiz debe ejercer su capacidad legislativa.

De hecho, la Cámara autonómica aprobó en junio del año pasado una proposición no de ley, con los votos de todos los grupos menos del PP, en la que pedía al Gobierno español que modifique la legislación relacionada con la eutanasia para despenalizar el denominado suicidio asistido.

El artículo 143 del Código Penal penaliza la conducta de auxiliar a una persona a quitarse la vida, así como ejecutar la muerte de quien no desea seguir viviendo y la cooperación necesaria a un suicidio «eutanásico».

Isasi ha apostado por conseguir aprobar una ley «justa» y «progresista» y, por ello, ha avisado de que no van a permitir que en el debate en ponencia el texto original se vea «desvirtuado» o «rebajado».

Los parlamentarios abertzales se han mostrado «optimistas» de cara a la consecución de un acuerdo en torno a una ley que «regule el proceso del final de la vida» y los cuidados paliativos, que sea uniforme en los tres herrialdes, y con la que las personas decidan sobre lo que desean en ese proceso.

El objetivo de esta ley es «garantizar la dignidad de la persona en el proceso del final de su vida» y regular sus derechos, así como las funciones del personal del ámbito sociosanitario que les atiendan y asistan.