Manifestación por La Naval tras conocerse que Van Oord no construirá la draga en Sestao

Más de 2.000 personas han apoyado este jueves en Barakaldo a los trabajadores de La Naval, tras hacerse pública la decisión del armador holandés Van Oord de no terminar la construcción de la draga Vox Alexia en el astillero vizcaino, lo que complica la tarea de búsqueda de inversores que garanticen su futura viabilidad.

Naiz|Barakaldo|08/11/2018 20:09|2 comentarios
Naval
La manifestación ha recorrido las calles de Barakaldo. (FOKU)

Los trabajadores, que han encabezado la marcha, han vuelto a exigir la implicación de los Gobiernos de Madrid y Gasteiz para que el astillero no desaparezca. El comité de empresa ha advertido que no reconoce otros inversores «principales y mayoritarios» que ambos ejecutivos, a los que ha pedido «miras de Estado» para «responder a la situación».
 
Representantes políticos y sindicales se han sumado a la protesta, entre ellos la alcaldesa de la localidad fabril Amaia del Campo (PNV) y otros ediles jeltzales, el diputado de EH Bildu Oskar Matute y el parlamentario Iker Casanova, una delegación del PSE encabezada por su portavoz parlamentario José Antonio Pastor, o la secretaria general del PP de la CAV, Amaia Fernández.

Los manifestantes han desfilado tras una pancarta en la que podía leerse el lema «La Naval ez itxi. No al cierre de La Naval. Gobierno Vasco y central, negociación» y han coreado eslóganes como «La Naval no se cierra», «Lehendakari, ve tú a Cádiz» o «Gobierno Vasco, Gobierno central, mójate».

Al concluir la protesta, el presidente del comité de empresa, Pedro González, y el secretario, Juanjo Llordén, han agradecido el apoyo mostrado, «con especial mención al colectivo de jubilados», a los que han calificado de «ejemplo».

Un sector que desaparecerá

En su alocución, González ha recordado que la industria «de grandes buques desaparecerá en la ría del Nervión si La Naval se cierra». Ha lamentado que el Gobierno autonómico no hizo en su día «absolutamente nada» por «defender» el que ha sido «uno de los mejores astilleros públicos civiles del país».

Tras apuntar que el sector de la construcción naval es «estratégico, generador de empleo y riqueza social en las zonas en las que está ubicado», se ha preguntado «si acaso La Naval no es un sector estratégico, generador de empleo y riqueza social para la Margen Izquierda».

«Los dos Gobiernos, el estatal y el vasco, tienen una responsabilidad política, empresarial de mantener el empleo en Ezkerraldea, que ha sido suficientemente castigada por decisiones políticas injustificadas», ha defendido.

«Se está magnificando la figura de un inversor mayoritario», ha remarcado antes de preguntarse que «si alguien sabe las condiciones que pondrá. No reconocemos a otros inversores principales y mayoritarios que no sean el Gobierno Vasco y el Gobierno central. Que se ponga al frente de La Naval a gestores contrastados y cualificados».

NOTICIAS RELACIONADAS