Dos palestinos muertos por una explosión en Gaza

Dos policías palestinos han muerto esta noche en Gaza por una explosión de origen desconocido. El Ejército israelí, que ha bombardeado varios objetivos en el enclave palestino, ha negado su responsabilidad. En plena escalada de la tensión entre Israel y Líbano, Benjamin Netanyahu ha pedido a Hassan Nasrallah que «se relaje».

NAIZ|27/08/2019
Netanyahu
Benjamin Netanyahu (Abir SULTAN / AFP)

Dos palestinos han muerto y un tercero ha resultado herido esta noche en Gaza a consecuencia de una explosión cuyo origen no ha podido precisar el Ministerio palestino de Salud.

El Ministerio de Interior ha informado de que los dos fallecidos eran policías y de que las fuerzas de seguridad de Gaza han abierto una investigación para aclarar lo sucedido.

El Ejército israelí ha asegurado que no ha llevado a cabo ningún ataque aéreo que explicara la explosión de esta noche.

La Fuerza Aérea israelí sí ha bombardeado durante la mañana varios objetivos del movimiento de resistencia islámica Hamas en respuesta, según la versión del régimen sionista, al lanzamiento de varios proyectiles desde la Franja de Gaza.

Los lanzamientos de proyectiles desde el enclave palestino contra territorio israelí y los bombardeos de la aviación israelí sobre la Franja, así como los choques en la frontera, aumentan los temores de una escalada entre Hamas e Israel en las semanas previas a las elecciones generales israelíes del 17 de septiembre.

Que «se relaje»

Paralelamente se ha producido también una escalada de la tensión entre Líbano e Israel después de que dos drones supuestamente israelíes se estrellaran el domingo en el sur de la capital libanesa, feudo de Hizbulah. El partido de Dios aseguró que uno de los aviones no tripulados contenía material explosivo.

El presidente libanés, Michel Aoun, calificó ayer de «declaración de guerra» el incidente en el sur de Beirut y otro asalto contra una base del Frente Popular para la Liberación de Palestina en el este del Líbano, junto a la frontera siria, que algunos medios locales han atribuido también a drones.

El primer ministro israelí, Benajmin Netanyahu, ha sugerido hoy a Hassan Nasrallah, el líder de la milicia libanesa chií Hizbulah, que «se relaje» y ha advertido a Líbano de que «tenga cuidado» con sus palabras y acciones, en medio de un aumento de la tensión regional por ataques atribuidos a Israel, también en Irak.

«Le sugiero que se relaje. Sabe muy bien que el Estado de Israel sabe defenderse y devolvérsela a sus enemigos», ha respondido el también titular de Defensa ante las amenazas de Nasrallah, que amenazó el domingo con «derribarlos» la próxima vez, al tiempo que avisaba de que el tiempo de «Israel se ha terminado».

Intercesión de Rusia

El primer ministro libanés, Saad Hariri, ha pedido a Rusia que interceda ante Israel para evitar una escalada con su país.

Hariri ha trasladado su mensaje a Moscú a través del ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, con el que ha hablado por teléfono. Según la oficina del primer ministro, Hariri ha asegurado a su interlocutor que el ataque israelí es un «acto peligroso» que viola su soberanía y la resolución de la ONU que ha mantenido la calma tras la guerra del verano de 2006.

El primer ministro le ha dicho que «Líbano cuenta con el papel de Rusia para evitar deslizarse hacia una mayor escalada y tensión, y que envíe un mensaje claro a Israel, reclamándole que deje de violar la soberanía libanesa».