La selección española frena las ilusiones argentinas en la final del Mundobasket (75-95)

La selección española suma su segundo oro Mundial tras el logrado en 2006 y Marc Gasol es el primer jugador tras Lamar Odom en ganar en el mismo año el anillo de la NBA y el oro del Mundial. La defensa española ahogó a la albiceleste.

Arnaitz Gorriti|15/09/2019 16:50
Basket
El seleccionado español de baloncesto, con la medalla de oro al cuello y la Copa Naismith en la mano. (Noel CELIS / AFP PHOTO)

Argentina no ha podido ver completado su sueño y se ha tenido que conformar con una meritoria medalla de plata porque se han topado con una España muy superior que se ha impuesto por 75-95 en la finalísima del Mundial. Ricky Rubio, nombrado MVP de la final y del Mundial, Marc Gasol, miembro del quinteto ideal y que es el primer jugador tras Lamar Odom en 2010 en ganar el oro mundial y el anillo de la NBA, y la tremebunda defensa de los de Sergio Scariolo ha dejado a la albiceleste sin opciones.

La defensa hispana ha ahogado a Campazzo y Scola, que ha tenido que esperar al último cuarto para encestar su única canasta en juego, y se ha escapado con un 14-23 al final del primer cuarto. Ricky Rubio y Marc Gasol han sido los líderes, pero han conseguido envolver a muchos más jugadores; los nueve de la rotación habitual han anotado al menos una canasta en juego, y aparte de los dos líderes, Rudy Fernández, Llull y los dos hermanos Hernangómez han anotado un mínimo de 11 puntos.

Argentina jamás se ha dado por vencida aunque ha tenido que buscar anotadores alternativos. En ese sentido, los 24 puntos de Gabriel Deck, que jamás de los jamases ha tirado la toalla, más los 17 de Nico Laprovittola, así como la presión a toda cancha que tantos problemas le ha creado a España en el último cuarto, han dado lustre a la prpia final, a la plata de Argentina y, por ende, al oro español.

Argentina nunca se ha rendido, pero tras llegar al descanso con un 31-43 en el marcador y haber metido la primera canasta de la segunda mitad, se ha tenido que resignar a la evidencia porque España le ha respondido con un parcial de 0-12 que ha puesto el luminoso con un 33-55 ya ilevantable.

A partir de ahí, el conjunto sudamericano ha insistido en la presión, en su habilidad para cargar de faltas a sus rivales, pero sin poner en verdadero riesgo la suerte de la final. España siempre ha hallado alguna alternativa, sea por su defensa, su dominio del rebote o su larga batería de anotadores.

Sea como fuere, Argentina le ha puesto picante a la finalísima cuando se ha arrimado 66-78 a falta de menos de cinco minutos. Scola, después de un ataque español resuelto con dos tiros libres errados por Gasol, ha dispuesto un triple para elevar el 69-78 y, quién sabe, quizá cambiar la historia.

Pero «Luifa» ha estado negado de cara al tiro y no ha podido encestar uno de los pocos tiros librados que ha tenido, y Marc Gasol, que ha vuelto a visitar la línea de tiros libres varias veces más, no ha perdonado. Para postre, un triple de Ricky Rubio en los compases finales le ha puesto el lazo a la clara victoria española.

Bronce para Francia

Horas antes de la finalísima, Francia ha repetido su resultado de 2014 y se ha colgado el bronce al derrotar a Australia por 67-59. aunque los «boomers» han comenzado mejor y han llegado al receso ganando por 21-30, no han podido desatascar su ataque, miemntras que el cuadro galo se ha visto rescatada por los 19 puhtos de Nando De Colo y los 16 de Fournier, revalidando un bronce que, visto lo visto, debiera saber a poco a los de Collet.

Para la anécdota quedará la ausencia de jugadores australianos en el quinteto ideal del Mundial, ya que la han formado los catalanes Ricky Rubio y Marc Gasol, el francés Fournier, el eterno Luis Scola por Argentina y Bogdan Bogdanovic, que no ha podido pasar de la quinta plaza con la selección de Serbia.