La asociación de familiares se ofrece a mediar en el conflicto de las residencias de Gipuzkoa

Senideak, asociación de familiares de ancianos y dependientes que viven en residencias de Gipuzkoa, se ha ofrecido a «intermediar a modo de árbitro» para intentar acercar posturas entre las partes y poner fin al conflicto laboral que afecta de manera «tan negativa» a sus allegados.

Naiz|12/11/2019
Residencias
Imagen de archivo de una movilización de residencias en Gipuzkoa. (Juan Carlos RUIZ | FOKU)

Este colectivo, que ha vuelto a celebrar este martes una concentración a las puertas de la Diputación, ha hecho público un comunicado en el que pide a los «partidos políticos que tienen sensibilidad social en relación a la atención a los mayores» un «compromiso verdadero» y el «apoyo» a sus reivindicaciones.

Entre sus demandas figura un cambio en «la política y, sobre todo, en la exigencia y control sobre las empresas explotadoras del servicio», algunas de las cuales actúan «de modo poco humano y, sobre todo, poco ético».

Exigen a la diputada de Políticas Sociales, Maite Peña, que «entendiendo que esto último sí entra dentro de sus competencias directas, tome cartas en el asunto para poner orden en el criterio de actuación de estas empresas en lo concerniente a su trato y comunicación, sobre todo, con los familiares de los residentes».

Le reclaman que «más allá de los estudios y la configuración de comisiones para el análisis del futuro de las residencias y su gestión, haga un aquí y ahora, comprometiéndose de verdad en la solución de problemas reales y diarios que afectan a los usuarios de las residencias».

ELA ha convocado una huelga de un mes en las residencias de Gipuzkoa, que arrancó el pasado lunes.