La consejera Saiz asegura que no se pueden acometer las inversiones financieramente sostenibles

La consejera de Economía y Hacienda del Gobierno de Nafarroa, Elma Saiz, ha confirmado que no será posible ejecutar en 2019 los 25 millones de euros de inversiones financieramente sostenibles dado que se han asumido otros gastos en materia de personal y amortizado deuda, que asciende a 5.400 euros por navarro, en total 3.475 millones de euros, por lo que el Ejecutivo «no puede mirar solo a corto plazo».

Naiz|13/11/2019

La consejera, que ha comparecido en el Parlamento a petición de EH Bildu, ha recordado que Nafarroa cerró 2018 con un superávit de 103 millones de euros, el 0,5% del PIB, dinero que el actual Ejecutivo ha decidido «priorizar en las personas» y destinar al pago del grado de los empleados públicos temporales (72 millones) para «evitar un peregrinaje por los tribunales» y no arrastrar compromisos de gasto a 2020.

A esta cifra se ha sumado otro gasto de cinco millones para los permisos de paternidad, tres para la formación de funcionarios o cinco más para vacaciones de docentes según el pacto educativo firmado con los sindicatos, por lo que no se dispone del dinero inicialmente planteado en la pasada legislatura para las IFS, aunque ha asegurado que serán una «prioridad» cuando haya un nuevo gobierno español como interlocutor.

Saiz ha añadido que además de los 280 millones de endeudamiento autorizados para 2019 solo se han ejecutado 200, por lo que se ha reducido la deuda en 80 pero esto significa que hacer frente a algunos gastos se hará con cargo el remanente de tesorería que, a falta de los datos definitivos, era de 158 millones de euros al cierre de 2018.

Y ha subrayado que el «importante consumo de remanente» supone «reformular nuestras previsiones de cierre de 2019, lo que impide que podamos abordar en ese momento nuevas IFS, porque la disposición regulatoria de las IFS obliga a cerrar el ejercicio con equilibrio y cumplimiento de la regla de gasto».

En todo caso Saiz ha asegurado que los datos reflejan que Nafarroa tiene una economía «saneada» y «fuerte» pero también con una deuda del 16,6% del PIB y así «es de obligado cumplimiento para un Gobierno serio el trabajar con la mirada puesta no solo en el corto plazo», por lo que ya se está negociando para seguir amortizando deuda, de lo que se ha comprometido a informar al Parlamento cuando disponga de datos concretos.

Para EH Bildu, ha dicho Adolfo Araiz, sería «sorpresivo» que Nafarroa no cumpla en 2019 la regla de gato y sostenido que el Gobierno «tenía un margen económico importante para financiar 25 millones de euros» con los que atender necesidades como la nueva sede de la Policía Foral, la climatización del Palacio de Justicia o necesidades deportivas como las de Larrabide, pero «ha faltado voluntad política».

Por Navarra Suma, María Jesús Valdemoros, ha defendido las IFS «de forma programada» y «no por buscar rédito político» y criticado que se haya «presupuestado mal» y dejado de ejecutar en los últimos dos años un 14% del gasto en inversiones.

Ainhoa Unzu, PSN, ha cuestionado que se haga comparecer a un miembro del Gobierno por una moción cuando ni es vinculante, recordado que también el anterior Gobierno las incumplió, y pedido «un poco de responsabilidad" porque «en un escenario de desaceleración el punto de partida de la deuda es peor que al inicio de la crisis».

El portavoz de Geroa Bai, Mikel Asiain, ha señalado que «se ha frustrado» su esperanza «porque se han antepuesto otros intereses» y utilizado «el grado como excusa» cuando las IFS son «prioritarias», porque atienden a centros escolares y sanitarios, espacio culturales y deportivos o a la vivienda, y «había tiempo» para acometerlas este año, y pedido la derogación de una ley de Estabilidad que «ahoga a las administraciones locales y autonómicas».

Por último Marisa de Simón, de I-E, se ha sumado a esta exigencia, defendido que aún es posible realizar las IFS si queda remanente y el Gobierno está dispuesto a usarlo en ellas, y mostrado su preocupación por cómo van a terminar las cuentas publicas de Nafarroa en 2019.