A prisión por dar un tirón por el que falleció una anciana en Iruñea

El juez de guardia ha dictado prisión sin fianza para el hombre que supuestamente dio un tirón a una nonagenaria en Iruñea el 26 de noviembre. A resultas del hurto, la mujer cayó al suelo y sufrió un traumatismo craneoencefálico al que no sobrevivió. 

NAIZ|06/12/2019
Palacio
Palacio de Justicia de Nafarroa. (Iñigo URIZ/FOKU)

El Juzgado de Instrucción Numero 2 de Iruñea, en funciones de guardia, ha tomado hoy viernes las determinación de ingresarle en prisión e imputa al investigado, O. H. O, de 52 años, un delito de robo con violencia, castigado con pena de dos a cinco años de prisión, y un delito de homicidio por dolo eventual, penado con entre 10 y 15 años de prisión.

Según el relato policial, el acusado vio a la anciana salir de una sucursal bancaria de la Txantrea. La siguió y, finalmente, trató de apoderarse del bolso mediante la técnica del tirón. Ocurrió en la misma calle Lakuntza, donde residía la víctima. 

La mujer cayó al suelo debido a la maniobra golpeándose en la cabeza. Fue trasladada hasta el hospital, donde murió dos días después de los hechos. El fallecimiento se produjo, por tanto, el día 28 de noviembre y la detención se efectuó el 4 de diciembre por parte de agentes de la Policía Municipal. 

Hay prueba documental «contundente» sobre la autoría, señala el juez. Existen vídeos en los que se vería al acusado seguir a la anciana y el sospechoso se ha reconocido en ellos. También coincide con las descripciones de testigos. Además, se encontraron en el domicilio del sospechoso billetes que cuadran con el dinero que extrajo la anciana del banco. 

En cuanto al «dolo eventual» como agravante del homicidio, el juez lo apoya en que el acusado podía prever que el tirón acabara provocando que la anciana cayera al suelo. 

Aunque la decisión del internamiento preventivo ha sido adoptada por Instrucción 2, la investigación del suceso recae en Instrucción 1. Esto ha sido así porque Instrucción 2 estaba de guardia durante la detención, pero el juzgado competente es quien llevó la guardia el día que sucedió el hurto con resultado letal.